miércoles, diciembre 19, 2007

Vuelos civiles en la Base Aérea: una decisión política equivocada


La apertura de la Base Aérea para vuelos civiles es una de las peores decisiones políticas de los últimos años, muy por encima de hitos como la aplicación de la Ecotasa o los convenios del campo de golf de Perales y el nuevo estadio de fútbol. Nada ni nadie puede salir beneficiado de esta impopular medida, excepto los empresarios potentados y demás inquilinos de los aviones privados que surcarán el cielo getafeño día sí y día también. Bueno, y el Ayuntamiento, que ingresará una cantidad de dinero por dar el visto bueno a la operación, aunque aquí parece que el negocio va a ser poco rentable.

No se entiende cómo en un tiempo en el que todos luchamos por reducir los impactos ambientales (de luz, sonido y contaminación) en nuestro entorno, los responsables políticos del Consistorio hayan decido permitir hasta 36.500 vuelos anuales con entrada y salida de la Base Aérea. Un disparate con incidencia en la población civil, que será la que sufra las consecuencias del apabullante incremento del tráfico aéreo en la localidad.

¿Cuáles son los motivos que les han movido a dar el paso? ¿Porqué se intenta hacer todo con excesiva rapidez, sin tener en cuenta la opinión de los vecinos? ¿Querrá el alcalde compensar a alguien por su escalada política a nivel nacional tras ser elegido presidente de la FEMP? ¿Es ése el peaje que tienen que pagar los habitantes de Getafe? ¿Cómo es que IU apoya la medida a nivel local y en la Comunidad hablan de la necesidad de un estudio de impacto ambiental? Y si no hay todavía un estudio ambiental, ¿se han atrevido a aprobar el convenio a expensas de una negativa a su funcionamiento o ya saben de antemano que va a tener visto bueno?

Se avecina tormenta, y de las gordas. A nadie va a dejar indiferente esta decisión política. Porque son muchos, muchísimos los vecinos y vecinas afectados por el incremento de aviones y porque a nadie le gusta tener una aeropuerto a escasos metros de sus casas. Eso, además, deprecia el valor de las viviendas y reduce el atractivo de habitar en una ciudad, sea cual sea.

A los habitantes de Getafe poco o nada les importa que el convenio que pretenden aprobar AENA, Defensa y Ayuntamiento habilite el traslado de los cuarteles o aporte parte de la financiación del futuro museo aeronáutico. Seguro que cambian el museo por vetar la apertura de vuelos civiles, privados o como quiera que sean. Y en cuanto a los cuarteles, el proyecto ya había sido previsto y planteado, sin necesidad de tener aeropuerto, aunque sea de reducidas dimensiones. No cuela.

Seguro que este controvertido asunto, que los responsables municipales han querido que pase de puntillas y sin hacer ruido, va a mover de nuevo a la ciudadanía, harta siempre de sufrir las consecuencias de una gestión errática. Permanezcan atentos a nuestras pantallas.

domingo, diciembre 09, 2007

LYMA, una patata caliente que le quema al PSOE


La ingrata labor de limpiar lo que otros ensucian tiene en nuestro municipio un exponente nítido de lo que supone gestionar la suciedad de una ciudad poco lustrosa y con resultados, hasta ahora, negativos en todo lo relativo a la limpieza urbana. El ejemplo lo centramos en la empresa municipal Limpieza y Medio Ambiente, más conocida como LYMA, auténtico quebradero de cabeza de sus responsables.

Tanto es así que LYMA, bastión de la gestión de Izquierda Unida en su defensa por el empleo público y las empresas municipales fue objeto de cambio tras los últimos comicios municipales en los que pasó a ser responsabilidad del PSOE. El alcalde, Pedro Castro, había anunciado que la limpieza era un problema creciente en Getafe y necesitaba una profunda transformación a la hora de prestar este servicio al ciudadano.

LYMA ha sido y es objeto de críticas políticas, sociales y vecinales. Una empresa que mueve una cantidad tan importante de capital económico y humano y que no ha dado con el modelo idóneo para que Getafe deje de ser, a ojos de sus habitantes, una ciudad sucia y con pocas perspectivas de cambio en este sentido.

El problema endémico de la empresa municipal de limpieza (ha sido un lastre que IU no ha sabido solucionar durante las legislaturas en las que ha estado al frente de su gestión) es el absentismo laboral. El hecho de que los empleados tengan el rango de funcionarios (no de derecho, pero sí de hecho) aunque trabajen para un modelo empresarial, no institucional, no ha reducido, antes al contrario, el elevado absentismo laboral. Las bajas, ausencias y faltas diarias han causado estragos en el funcionamiento ordinario de la compañía y, por extensión, en los resultados a cuenta de la limpieza viaria.

No es la falta física la única muesca en el cinturón de LYMA. La poca o nula motivación de una plantilla a la que no se le da alternativas de mejora ni de superación también juega en contra de la mejora en el servicio. Y así, claro está, no hay empresa que mire el futuro con aspiraciones de nada.

Así la cosas, llega el PSOE y quiere poner orden en el caos que es LYMA. Y, para su desgracia, empieza a edificar la casa por el tejado. Es decir, las primeras medidas suponen enfrentamientos con trabajadores y sindicatos. Aludiendo a un plan de reajuste de la empresa, nueve despidos con indemnizaciones millonarias (se supone que de cargos directivos protegidos por IU, socio de Gobierno de los socialistas) provocan la reacción contraria de CC.OO. y la noticia salta a los medios de comunicación. Mala manera de emprender cambios.

Por si fuera poco Izquierda Unida, a expensas de la situación creada, se desvincula de las decisiones políticas capitaneadas por Cristina González, la concejala responsable de la empresa de limpiezas. A ella le ha quedado la patata caliente que supone una compañía con un gasto desorbitado y unos resultados nulos. Tan sólo hay que pasear por las calles de Getafe para darse cuenta de que la limpieza brilla por su ausencia.

Y, claro está, los que sufren las consecuencias de tal desaguisado son los vecinos y vecinas de una ciudad que, ahora que estamos en boca de medio mundo por la proyección exterior, seguimos siendo un ejemplo de lo que no se debe hacer en materia de mantenimiento urbano y limpieza de calles.

viernes, diciembre 07, 2007

Apuntes de historia

Quiero trasladaros el proyecto de blog que he puesto en marcha. Es una vieja aspiración para intentar acercar a la blogosfera retazos de historia mediante textos periodísticos. El blog, con el nombre de:
apuntesdehistoria.blogspot.com
pretende ser eso, un elemento de unión entre el periodismo y la historia.
La idea nació hace meses, pero desde ahora intentaré acometer el proyecto con más interés y dedicación, compaginando sus contenidos con la actualización de este blog sobre Getafe y sus proximidades.
Para mostraros el nuevo blog os copio, a continuación, el primer post, homenaje al mundo universitario y a sus enseñanzas de historia universal.
Lo abrí con artículo del profesor Iraset Páez Urdaneta sobre el nacimiento de las universidades europeas.

El Nacimiento de las Universidades
Iraset Páez Urdaneta*

Se tiende a reconocer que las instituciones que hoy conocemos como “universidades” emergieron como tales en el siglo XIII. La pregunta de rigor es qué sucedía antes o, en otras palabras, hasta dónde se extendía la educación de aquellas personas con los medios económicos para obtenerla.

Los antecedentes de la universidad occidental se deben remontar en la Grecia antigua (i.e., siglos V y VI a.C.) a la Academia [1], fundada por Platón alrededor del 387. La Academia era una asociación de carácter semirreligioso, orientada hacia la formación de la juventud aristocrática. Su curriculum incluía gimnasia, danza, canto, lira y poesía, matemáticas, dialéctica (arte de la persuasión) y retórica u oratoria. En la época helenística, se dio el nombre de ephebeia a un nivel superior de educación que se cursaba entre los 18 y los 20 años y que tenía un fuerte énfasis en aspectos militares y civiles. El estudio de las ciencias (matemáticas, geometría, medicina) y de la filosofía no había sido institucionalizado. Los romanos adoptaron el modelo helenístico de educación, pero incorporaron en él, como áreas de estudio, el griego clásico y la gramática latina. Sin embargo, a nivel de la educación que pudiéramos llamar “superior”, los romanos concedieron la mayor importancia a la oratoria y la jurisprudencia. Las escuelas superiores de la época bizantina, a partir del siglo V d.C., diversificarían sus currículos para incluir el estudio de la teología y moral cristianas. Sin embargo, lo más importante e innovador de la educación superior bizantina parece ser la preparación de profesionales en leyes, medicina, arquitectura y servicio civil.

Entre el siglo IV d.C. y el comienzo del XII la educación en Europa se vería reducida a las actividades de algunas congregaciones monásticas, que ofrecían un nivel de educación básica fundamentado en el currículo tradicional romano‑cristiano. El nivel de estos estudios contrasta con el de los centros que los árabes habían establecido en las ciudades españolas de Córdoba, Sevilla, Toledo, Granada, Murcia, Almería, Valencia y Cádiz. Los programas seguidos en estos centros incluían estudios más avanzados en álgebra, trigonometría, geometría, química, física, astronomía, medicina (incluyendo cirugía y farmacia), lógica, ética, metafísica, geografía, ciencias políticas y filología. Algo que llama la atención al respecto de la educación superior musulmana en España es su capacidad para integrar la enseñanza y la innovación tecnológica, pues a ellos se les acredita la invención de productos y técnicas que fueron aprovechados para el desarrollo de la agro‑industria, la navegación, la metalurgia y la producción de textiles y cerámicas.

En el siglo XI los historiadores dicen que se iniciaría en Europa un “renacimiento medioeval” resultante de la estabilización política y económica del continente bajo el sistema de explotación feudal. Algunos monasterios (particularmente el de Cister y el de Cluny) comenzaron a distinguirse más por sus actividades educativas que por su vida religiosa. Por esta época se consolida el curriculum medioeval, dividido en dos niveles: el de las artes liberales (compuesto por el trivium [gramática, retórica y lógica] y el quadrivium [geometría, aritmética, música y astronomía] y el de la filosofía (dividida a su vez en “teórica” [teología, física y matemáticas], “práctica” [ética], “lógica” [estudios más avanzados del trivium] y “mecánica” [estudios técnicos en áreas como la textil, la medicina, la agricultura, la navegación]). Para comienzos del siglo XII estas escuelas competían las unas con las otras en base a áreas distintivas de especialización. Las más prestigiosas eran sin embargo las que ofrecían los mejores estudios en trivium y filosofía lógica.

A finales del siglo XIII las competencias ya conflictivas entre estas escuelas, el número de estudiantes y de docentes en ellas congregados y las oportunidades que en ellas vieron (o temieron) las autoridades civiles y religiosas motivó una reorganización de los estudios superiores. La reorganización apuntaba tanto hacia lo curricular (y la metodología de enseñanza‑aprendizaje) como hacia la regulación de la autoridad para ejercer la docencia, a través del conferimiento de títulos. Por esta época, estos estudios superiores se institucionalizaron bajo el nombre de studia generalia, los cuales, para funcionar como tal, debían contar con una licencia papal o real. En 1158, para proteger a los estudiantes que iban de un sitio a otro en Europa en pos de tales estudios, el Sacro Emperador Romano Federico Barbaroja otorgó un número de privilegios e inmunidades a estos estudiantes (entre ellos, protección ante un arresto injusto o la extorsión, juicio ante los pares, derecho a protestar). La internacionalidad del sistema estaba garantizada por el compartimiento de una lengua común, el latín clásico, cuyo aprendizaje era central en la formación que previamente recibían los estudiantes. En el nivel de los estudios superiores, se llamaba entonces determinatio a los estudios a nivel de bachillerato, licencia docendi a los estudios siguientes y doctoratus a los estudios máximos. Otro rasgo importante es que, avalado por una bula papal, la obtención de la licencia en ciertas universidades permitía cl ejercicio de la docencia en cualquier otra.

La expresión universitas parece datar de esta época. Entonces se utilizaba para designar al cuerpo de profesores y estudiantes, no al nivel de la educación (lo que comenzó a suceder a partir del siglo XIV). Inicialmente se trataba de comunidades de estudio que se auto‑sostenían gracias a las contribuciones de los estudiantes, o, posteriormente, de los príncipes o de la Iglesia. Las comunidades eran regidas por un Rector scholarium que en algunos casos no emitía los títulos sino un dignatario eclesiástico externo llamado, al efecto, Scholasticum. La corporación gozaba de autonomía garantizada por decretos reales o papales, pero a cambio se exigía el estricto cumplimiento de algunas condiciones, entre ellas la de no hacer magisterio fuera del recinto universitario, particularmente cuando el mismo concernía al saber canónico o se apartaba de él. Las universidades, sin embargo, pronto comenzaron a ejercer ‑con la mayor discreción‑ el ejercicio de una libertad que las llevó a explorar el saber no canónico (i.e., conocimiento griego antiguo o árabe moderno), un privilegio que simbolizó con la imagen de una oca o ganso, símbolo también de la rebeldía. El estilo de vida universitaria implicó así mismo el uso de un vestuario distintivo y de ceremoniales de bautizo académico y graduación. El himno académico conocido como Gaudeamus igitur pervive todavía como parte de ese ceremonial. Su estrofa inicial es indicativa de la vitalidad juvenil del graduado universitario: “Gaudeamus igitur / iuvenes dum sumus / post iocundam iuventutem / post molestam senectutern / nos habebit humus (“Alegrémonos pues / mientras seamos jóvenes / (porque) después de la feliz juventud / después de la molesta vejez / nos tendrá la tierra”).

Las dos grandes universidades de la época fueron la de Boloña (Universitá degli Studi di Bologna) y la de París (Université de París). La de Boloña fue establecida a finales del siglo XI, con una facultad en la que se estudiaba derecho civil y canónico. En el siglo XIII se establecieron las facultades de medicina y filosofía (o artes liberales). En el siglo XVII se organizó la facultad de ciencia. Por su parte, la Universidad de París fue organizada alrededor de 1170 a partir de las escuelas catedráticas de Notre Dame. Gracias al apoyo papal se convirtió en el gran centro de enseñanza de la teología ortodoxa cristiana. Durante el siglo XIV la Universidad se dividía ya en cuatro facultades; tres “superiores” (Teología, Derecho canónico y Medicina) y una “inferior” (Artes). Cada facultad era regida por un Decano (etimológicamente, “aquel que preside a diez profesores sacerdotes”) y toda la Universidad por un Rector, que terminó siendo el Decano de la Facultad de Artes. En Inglaterra, en el siglo XIII fueron fundadas conforme al modelo académico de la Universidad de París las Universidades de Oxford y Cambridge

(La universidad inglesa se caracteriza sin embargo porque su núcleo de formación es un collegium).

En 1218, el rey Alfonso IX fundó la Universidad de Salamanca. Mas tarde, en 1254, en el reinado de Alfonso X, se establecieron seis “sillas” magisteriales: tres en Derecho canónico y una en gramática latina, artes y física, respectivamente. En las Siete Partidas, el rey Alfonso X estableció normativas especificas para el gobierno de los recintos universitarios (entre ellas, la obligación de contar con un campus abundante de aguas y jardines) y privilegios específicos para los miembros del claustro entre ellos, buena dotación de pan y vino y privilegio de ser atendido por el Rey en audiencia especial). En 1243 se fundó en la misma ciudad la Universidad Pontificial de Salamanca. Es a la primera a la que se suele asociar en el dicho de “Quod natura non dat, Salamantica non prestat” (“Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta”).

Los estudiantes de estas universidades eran, por lo general, hombres en edad madura. Para obtener la licencia docendi se debía tener por lo menos 21 años (en París, antes de los 35). Las universidades tenían sillas o cátedras cuyos ocupantes rentan derecho a ejercerlas de por vida. En algunas universidades estas sillas eran sufragadas por los príncipes. Los cursos consistían generalmente de collado (exposiciones) y preferiblemente de lecho (comentario o explicaciones de textos). Las clases solían desarrollarse de octubre a Semana Santa y después de Semana Santa hasta finales de junio. Los exámenes eran públicos.

La historia de la universidad es también una historia humana. En ella alternan los triunfos y los fracasos de muchos hombres, algunos de los cuales pagaron con su vida su profunda obsesión por el conocimiento, obsesión que les hacía saltarse las barreras de los comportamientos permitidos. Entonces también existían las rencillas profesorales, los odios surgidos por argumentaciones opuestas. Entonces eran encendidos los debates sobre si los ángeles habían sido creados antes que el cielo o sobre la procedencia de la esposa de Caín o, incluso, la legitimidad de ejecutar a alguien o no. La teología permitió un ejercicio de liberación del pensamiento por la vía de la retórica y abonó el camino para las nuevas ideas que vendrían con el movimiento conocido como humanismo. Hasta el segundo renacimiento de Europa, especialmente en los siglos XVI y XVII las grandes universidades del continente preservarían un perfil bastante conservador. El pensamiento seglar de estos siglos contribuiría a demarcar los studia divinitatis de lo studia humanitatis, lo que favorecería las circunstancias filosóficas necesarias para el desarrollo de los studia scientiarum. Entonces fueron decisivos el legado árabe que Europa recibió a través de España, la invención de la imprenta (que por ciento no fue inicialmente bienvenida por los profesores que alegaban que, teniendo cada quien una copia de los manuales y textos de estudio, los estudiantes no iban a tener necesidad de ir a los recintos de clases) y la independencia progresiva del profesorado universitario del dominio eclesiástico. La Universidad que había comenzado en el estudio de la filosofía y luego de la teología, emprendería el estudio formal de la ciencia. No seria sino tiempo después cuando admitiría como área de estudios las que hoy asociamos con el saber técnico de las ingenieras.

Deberíamos concluir entonces infiriendo varios mensajes: Primero, que la Edad Media no pudo haber sido tan oscura ‑como suele afirmarse‑ si en ella se inventaron las universidades. Segundo, que la universidad es el producto de un fuerte idealismo histórico que se afinca en la creencia de la liberación del hombre por la vía del conocimiento. Tercero, que la universidad se encuentra en la simiente de todos los aciertos del hombre occidental y contemporáneo, al que no sólo ha educado sino también transmitido la herencia de quienes le precedieron en la obra civilizatoria. Se le llama así Alma Mater porque de ella se nutre esencialmente el optimismo que llamamos futuro.

“La investigación de la verdad es, en un sentido, difícil; pero, en otro, fácil. Lo prueba el hecho de que nadie la pueda poseer completamente ni equivocarse del todo, sino que cada uno dice algo sobre la Naturaleza; y aunque individualmente sea poco o nada lo que contribuye a ella, de todos reunidos se forma una cierta grandeza”. Aristóteles, Metafísica, 993a 30‑b4


--------------------------------------------------------------------------------

*(Fallecido) Fue Decano de Estudios Generales. PhD en Lingüística (Universidad de Stanford, EUA).

jueves, diciembre 06, 2007

El "Geta" se la juega en Dinamarca


Pocos, muy pocos, imaginaban hace tan sólo dos años que un día como hoy íbamos a estar pendientes de las peripecias futboleras del Getafe por la vieja y bella Europa. Pero su trayectoria deportiva nos lleva a escribir este post reconociendo el valor que tiene para la ciudad la aventura europea de un equipo recién nacido al mundo del fútbol profesional, y al que ya le cuelgan la vitola de "maduro", como los habanos.

Recinetemente hemos asistido a una de las muchas "lindezas" verbales a las que ya nos tiene acostumbrados el alcalde y presidente de la FEMP, Pedro Castro. Fue en el canal de televisión Onda 6 donde se atrevió a pronosticar que el Getafe apuntaba a "Champions" a partir de la próxima campaña. así, sobre el papel, parece osado, no sólo plantearlo, sino pensarlo. Pero, ¿y si acierta? Hasta ahora, el Getafe y su presidente, Angel Torres, han dado muestras más que suficientes para sostener, no una flor, sino todo un florero en su partes nobles. Claro, que como suele decir Castro, "es bueno soñar".

Anécdotas al margen, hoy jueves, Día de la Constitución, el Getafe se la juega en Dinamarca. Un resultado positivo le abrirá, de par en par, las puertas de una nueva ronda en la UEFA y la posibilidad de seguir haciendo historia. Y, pegados a la televisión, muchos aficionados quieren ver cómo el equipo les alegra este largo puente festivo.

En el horizonte, puestos a pensar, asoman nombres de posibles rivales con enjundia, historia y hasta leyendas dentro del balompié europeo. Bayern, Everton, Hamburgo... suenan bien como rivales en un cruce de octavos. Pero para ello hay que salvar el escollo danés, equipo al que conoce bien el técnico azulón, Michael Laudrup y sus ayudantes.

Y así, abriendo un hueco al futbolero que todos llevamos dentro, un pequeño apunte para pedir a la diosa fortuna que se acuerde de los intrépidos, pocos eso sí, que han viajado hasta el Mar del Norte acompañando al equipo. Los hay que incluso insinúan que el alcalde de Leganés podría formar parte de la expedición (no sería la primera vez que Montoya viaja con el Getafe por Europa) como un aficionado más.

Europa está a nuestros pies.

lunes, diciembre 03, 2007

El nuevo superconcejal


La composición del Gobierno municipal de Getafe, por tradición, nos ha venido dejando la figura del “superconcejal”, aquel a quien se le encargan más labores que al resto y se ocupa de un mayor número de delegaciones. Siempre, desde que Pedro Castro es alcalde de la localidad, es decir, siempre, ha existido un “hombre fuerte” del Gobierno y, por consecuencia, del partido mayoritario que lo sustenta: el PSOE.

A este concejal, también hay que decirlo, generalmente le ha tocado bailar con la más fea. Me explico: sus Concejalías han sido, también históricamente, la que más problemas dan a la ciudad, las más complicadas desde el punto de vista de la gestión y las más farragosas a la hora de explicar al vecino qué y cómo se ha hecho la labor política.

Para esta nueva legislatura el cambio iba a ser tal que, por primera vez, una mujer podría habera asumido el cargo de primera teniente de alcalde, además de ostentar las Delegaciones de Presidencia, Seguridad y Hacienda, pues su nombre sonaba para esa concejalía. ¡Ahí es nada! Sara Hernández figuraba en las quinielas para ser la elegida para el cargo, convertida en superconcejala, guiada de la mano del veterano alcalde. Crear un poso de futuro para un Ayuntamiento que anda necesitado de renovación y de savia nueva y fresca.

Pero las intenciones del mes de mayo, cuando el PSOE trabajaba para conformar Gobierno con IU quedaron en saco roto.

Y es David Castro el responasble de Hacienda (la más complicada, la de la tasa de basuras, la de los impuestos, la de los pagos, la de los marrones). El nuevo “superconcejal”, que suma el área económica del Consistorio a su tarea como responsable de Desarrollo Económico, donde gestiona GISA y las nuevas áreas industriales de la ciudad (un nuevo maná para las arcas municipales en el que se mueven millones de metros cuadrados de suelo), amén del comercio, grande y pequeño.

Sara y David son, una por cercanía y el otro por razones obvias, los integrantes de la particular “guardia de corps” de Pedro Castro. Ahora que el primer edil vive sus momentos más dulces a nivel nacional, es cuando más desencantados tiene a sus propios concejales. Hasta ocho, de los trece con los que cuenta en el Gobierno municipal, no están nada satisfechos con la forma de afrontar la política local y los problemas que en los últimos tiempos andan emborronando el nombre de Getafe a cuenta del ladrillo. Y Pedro Castro se escuda en su hijo para hacerse cargo de una concejalía traicionera pero con peso específico.
Es el nuevo “hombre fuerte” y llega para quedarse como tal el tiempo que haga falta. O, mejor dicho, el que el alcalde-presidente quiera.

lunes, noviembre 26, 2007

Una dulce condena

Dos años y un día se cumplen hoy desde que este pequeño blog comenzó a dar sus primeros pasos. En este tiempo, mínimo en comparación con los años que llevo ejerciendo la profesión periodística, he comprobado la importancia que para los lectores de blogs tiene la opinión y su articulación a través de una herramienta tan poderosa y, a la vez, con tanto peligro como la red de redes.

Los cerca de dos mil lectores que cada mes se asoman a las páginas de este blog y que se permiten comentar, cuestionar, criticar o aplaudir los posts que en él se escriben (no hay censura previa, es un medio abierto a quien quiera asomarse) son motivo suficiente para seguir adelante con este ejercicio de reflexión y opinión sobre lo que acontece en nuestra ciudad.

Es cierto que en este tiempo de artículos han quedado muchas cosas en el tintero, que ha habido ocasiones en que no he encontrado huecos para hacer más extenso el bloc de notas, pero es lo que hay, con sus virtudes y sus defectos. Es un trozo del trabajo de un periodista que opina sobre lo que ve y oye a su alrededor.

Sirva este corto y apurado apunte para asegurar que hay tinta suficiente para seguir impregnando, al menos, otros dos años y un día, un pedacito de blogosfera para hablar de Getafe y de sus dirigentes, y para adentrarme, como a veces así ha sido, de manera esporádica en análisis de asuntos genéricos o de localidades vecinas.

Como decían “Los Rodríguez” en una de sus míticas canciones “me importan los problemas, no existe otra explicación”. Dos años y un día de vida. Queda claro que ésta sí es una “dulce condena"

viernes, noviembre 23, 2007

Acorralemos a la violencia machista


Nada permite retratar mejor las miserias del hombre que el impune ejercicio de la violencia hacia mujeres y niños. En esa situación, cuando el macho impone su ley irracional, miserable y paranoica, se mira en el espejo y asoma el animal que lleva dentro, satisfecho de una nueva demostración de fuerza y poderío. Bastardo.

Por desgracia es sumamente difícil dar por extinguido este delito, cruel donde los haya, pero entre todos debemos trabajar para acotar el espacio en el que se mueven las fieras que lo ponen en práctica. Es deber de la sociedad en su conjunto poner de manifiesto la necesidad de apoyar a las víctimas y señalar con el dedo acusador a los culpables, con todos los mecanismos a su alcance.

El miedo es su arma preferida. El miedo como elemento disuasorio de denuncia, de ruptura con una situación que se hace insostenible, pero que se soporta ante el temor a la represalia, a lo incierto y a lo que puede quedar por sufrir. Es ahí donde hay que poner el énfasis. Romper las barreras, acabar con el miedo, aportar seguridad y confianza a quienes viven amordazas por el terror. Demostrar a las víctimas que no están solas, que nos tienen con ellas, que pueden contar con nosotros. Con todos.

Será siempre mejor escuchar el grito de una mujer en su lucha por la libertad, por la vida, que el susurro ahogado del pánico, del dolor, de la rabia. Gritemos todos con una sola voz, la de la denuncia firme y constante contra los bárbaros delincuentes que, bajo el paraguas del anonimato, torturan a quienes tienen a su lado.

Y pidamos a quienes nos gobiernan más contundencia legislativa, mejor asistencia y mayores medios de control, vigilancia, seguimiento y ayuda a las víctimas de la violencia machista. Que nunca quede la sensación de haber podido hacer más por una sola de ellas. Sería una nueva victoria de los bárbaros, de los que deben perder siempre.

Ellas se merecen una vida mejor. Deberíamos dársela sin vacilar.

martes, noviembre 13, 2007

Getafe es una bomba de relojería


Lo ha dicho la persona que más debe saber cómo está su ciudad. El alcalde, Pedro Castro, ha afirmado en una entrevista concedida en exclusiva a EL BUZON nada más ser elegido presidente de la FEMP, que “Getafe es una bomba de relojería”. Y añade que “hay que estar en constante ebullición” para gobernar un municipio como el que habitamos.

¿Saben una cosa? Que no le falta razón. Getafe es una auténtica bomba de relojería, lo es y lo ha sido durante los últimos años. Ahora bien, ¿de quién depende que deje de serlo?

En las últimas legislaturas el “ladrillo” ha sido auténtico protagonista de la vida política municipal. El crecimiento urbanístico ha llevado aparejada una auténtica guerra de guerrillas por el control del suelo, de las promociones y del fin último, de las viviendas, libres o protegidas.

El cenit de la disputa se vive ahora a través del escándalo PSG. Porque es un escándalo a todas luces. Porque en su huida hacia delante su administrador no quiere dejar títere con cabeza. Y se equivoca. Sus problemas no se solucionan metiendo a todo el mundo en el mismo saco. Ni disparando contra todo lo que se pone por delante. Lo suyo, digo yo, es cuestión de diálogo y negociación. Y ya se sabe, negociar es ceder entre las partes. Si alguien no quiere…

El mundo no se arregla en una semana, como bien dice un amigo mío, y en este caso no iba a ser diferente. No es bueno quemar las naves en tan poco tiempo, sumando querellas al currículo e intentando torcer voluntades a marchas forzadas. Y siguiendo con el acervo popular, la paciencia es la madre de la ciencia.

Si había alguna posibilidad, por remota que fuera, de que el asunto PSG llegase a buen puerto, las actuaciones de sus responsables a lo largo de los últimos días han terminado por diluirla como un azucarillo en agua caliente. Siguen, ya lo hemos dicho en otras ocasiones, confundiendo el todo con la parte.

Pero, PSG al margen, Castro hace bien en usar el calificativo que ilustra este post. Porque Getafe tiene otros muchos problemas que merecen atención y que pueden convertirse en conflictos enquistados.

Las vibraciones por el paso del tren tras el enterramiento de la vía, suponen un punto de fricción con los vecinos y vecinas de esa zona de la ciudad. Sus demandas, hasta el momento, no han servido para nada y ven cómo pasa el tiempo sin que se les solucione le problema. Ahora, la presión vecinal ha servido para que, al menos, los partidos políticos de aquí y de la Comunidad se sienten en una mesa para buscar soluciones. Urge.

Y si serio es este asunto, no deja de ser menos el conflicto vecinal a cuenta de las antenas de telefonía. Las denuncias y protestas del entorno de la calle Ciempozuelos se ha visto agravado con la antena de telefonía que alberga el edificio de la calle Alvaro Bazán. Allí las pancartas adornar balcones y ventanas a la espera de una solución. Urgente.

Pasemos a otro punto: el institucional. El sindicato CC.OO. sigue manifestando a través de comunicados y cuantas veces tienen ocasión de asomarse a la prensa, su disconformidad con la actuación de los responsables de Personal. Críticas por la gestión y por los modos de gobernar el departamento de personal. Quejas por la situación de algunas delegaciones (Cultura, Limpieza). Y se avecinan más protestas, si se confirman los rumores que apuntan hacia la Policía Local como nuevo punto de fricción.

Las diferencias entre los socios de Gobierno (PSOE-IU) a cuenta de la privatización de servicios como Deportes o Parques y Jardines y la cesión de suelo a entidades privadas para uso particular también suponen un enconamiento en la marcha de la gestión municipal. Y podríamos seguir…

El nuevo presidente de la FEMP tiene trabajo a cuenta de lo que los medios nacionales han vertido sobre las diferencias entre socialistas y sus aliados, por un lado, y populares y los suyos, por otro, en cuanto al papel de los municipios en el conjunto de las instituciones nacionales. Pero no es menos cierto que la tarea al frente del Consistorio getafeño le va a suponer un ejercicio de precisión para intentar desmontar el engranaje de cables del “explosivo” que tiene entre las manos desde hace 25 años.

domingo, noviembre 11, 2007

Acertamos, ¿o no?

El pasado 15 de septiembre anotaba en un post la decisión del PSM de apostar por Pedro Castro para presidir la Federación Española de Municipios y Provincias. Por aquel entonces, las pretensiones de Tomás Gómez, secretario general de los socialistas madrileños, pasaban por darle un papel protagonista al PSOE regional, marginado en los últimos años a costa de andaluces, catalanes, gallegos y castellano leoneses. Y se fijó en Pedro Castro para presionar a Ferraz y poner a Madrid en situación predominante dentro del PSOE.

Ya decíamos que una candidatura de Castro al frente del bando socialista prácticamente le auguraba la presidencia de la FEMP y un salto cualitativo en su carrera política. Acertamos entonces.

Lo que no dijimos era que este cargo, para cuatro años, supone, en la práctica, que Pedro Castro va a seguir siendo enseña del partido en la ciudad y que le permitirá, sin oposición interna alguna, convertirse en el alcalde de las ciudades grandes con más años en el cargo. ¡A ver quién se atreve a abrirle la puerta!

Ni relevo generacional ni gaitas. Castro seguirá mandando en Getafe, y mucho, aunque le esperan cuatro añitos de viajes, congresos, actos y más viajes. Aquí, su segunda de a bordo, Sara Hernández, se va a hinchar a firmar decretos como alcaldesa en funciones. Pero, no se engañen, todo bajo el control y supervisión de Pedro Castro, a quien no le gusta que nada se le escape.

Su relevo, si quiere, llegará tras otra legislatura de "sueños", como él mismo dice reiteradamente y de pasar a todo el mundo bajo el "manto" de su política. A fin de cuentas se lo ha ganado, pese a las piedras que le han ido poniendo en el camino.
Acertamos en septiembre, ¿o no?

jueves, noviembre 08, 2007

PSG armó la “Zapatiesta”


Lo que tenía que ser un acto para ensalzar los valores del nuevo socialismo y, de paso, servir de escaparate para que Pedro Castro, alcalde de Getafe, luciese su palmito antes de la Asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), donde previsiblemente será elegido presidente, se convirtió en una “vía crucis” para el primer edil y sus invitados de excepción.

Tomás Gómez, secretario general del PSM y alcalde de Parla, y Diego López Garrido, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, asistieron incrédulos a la demostración de fuerza y algarabía popular de cooperativistas y empleados de PSG, que reventaron la comparecencia pública de los tres políticos.

Todo estaba previsto para el evento. El escenario, el nuevo centro cívico de Getafe Norte, lugar ideado y planificado por el PSOE para sus actos públicos en la localidad (hay que recordar que las obras de construcción de este edificio, que alberga la Casa de Castilla y León y un restaurante para bodas, fueron financiadas por el Ayuntamiento ante el incumplimiento del pago por parte de la propia casa) tenía la pinta de “casa del pueblo”. Salvo por un pequeño detalle: más de un centenar de personas aguardaban impacientes la llegada de los políticos para expresar a viva voz y con trompetas, silbatos y otros instrumentos de viento su descontento por la situación en la que han quedado tras el reparto de viviendas de Los Molinos-Buenavista.

El follón se veía venir. Se palpaba la tensión en el ambiente. Los teléfonos de varios concejales socialistas echaban humo. Consultas por aquí y por allá sobre la conveniencia de suspender el acto. Sabían que el salón estaba lleno (¡qué suerte!) pero de personas “controladas” por PSG. Que sí, que no, que es mejor suspenderlo, que no se puede ceder al “chantaje”, que se vayan a… Frases más o menos parecidas en boca de responsables del evento. Y así se llegó a la media hora de retraso sobre el horario previsto.

Diez minutos más tarde, y por la puerta de atrás, como los famosos del cotilleo rosa, hicieron su aparición los tres “tenores”. Estalló la “zapatiesta”. Gritos, insultos, pitadas…Y cuanto más subía el tono de la protesta, más elevaban la música con el himno socialista. Y así, Castro, Gómez y Garrido, de pie, aguantando el chaparrón bajo el paraguas de unos tímidos aplausos de concejales, cargos de confianza y unos cuantos jubilados que acudieron al evento. Se mantuvieron firmes, pero enfadados (no había más que ver sus caras) durante un cuarto de hora, momento en el que decidieron iniciar el “mitin”. Fue imposible. El griterío ensordecedor y varios conatos de agresión entre seguidores y detractores, provocaron (era lo más prudente) la suspensión del acto.

Con la Z entre las piernas se marcharon por donde llegaron (la puerta de atrás) esperando que los manifestantes depusieran su actitud. Imposible. Hay que valorar su tozudez, la vehemencia y el empeño que ponen en la protesta.

Con Pedro Castro hecho un manojo de nervios (hay previstas algaradas similares durante todo este fin de semana) y sus invitados con ganas de marcharse de la “encerrona”, nadie quiso hacer declaraciones ni valorar lo sucedido. Tan sólo un calificativo: “bochornoso”. Eso es lo que la prensa pudo sacra de boca del concejal de Cultura, convertido en improvisado portavoz del PSOE.

Dos horas después de su llegada, Tomás Gómez y Diego López Garrido se armaron de valor y decidieron salir, a pesar de la lluvia de gritos que seguía cayendo en el exterior del recinto. En el trayecto al coche oficial, empapelado con pegatinas contra Castro y el proceso de adjudicación de viviendas, el administrador de PSG, David Moreno Pingarrón, intentó, sin éxito hablar con el secretario general del PSM, para concertar una reunión en la que trasladarle sus problemas. Fue imposible. Concejales socialistas y otros seguidores le defendieron como “guardia de corps” al grito de “todo lo que te diga éste es mentira” y le acompañaron hasta el coche.

Tras su marcha los manifestantes se fueron dispersando. Dentro, en el centro cívico, permanecía un Pedro Castro abrumado por la situación e intentando calmar su alterado corazón. No le llega este capítulo en el mejor momento (es verdad que ningún momento es bueno para situaciones como la narrada) para el regidor getafense, sabedor de lo importante que es esta semana para su futuro político inmediato. Quizá por ello le afectase tanto la suspensión del acto.

jueves, octubre 25, 2007

Lo de Cultura no tiene cura

La falta de criterio político en la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Getafe está convirtiendo este servicio público en un lastre para el Gobierno local. Empeñados en hacer bueno al ya casi olvidado Javier Ollero, el actual mandamás del área, José Manuel Vázquez y su jefe Pedro Castro andan a ciegas en tema tan importante.

La Cultura, con mayúsculas, es un bodrio en Getafe. Ni oficio ni beneficio. Pocos actos, mal programados y escasa conciencia de las necesidades de los vecinos. Las actividades para los más pequeños brillan por su ausencia, mientras en el resto de municipios de la zona sur son uno de los puntos fuertes de la programación. Las bibliotecas sirven para bien poco, no hay libros, las novedades llegan muy tarde…

Cerrados los sueños de hacer del antiguo Centro Municipal de Cultura un foro político empresarial para regocijo del alcalde y algunos allegados, esta instalación ha vuelto a ponerse en funcionamiento, pero en un estado deplorable. No es de extrañar que los representantes sindicales en el Ayuntamiento anden tirándose de los pelos ante tales despropósitos.

Lo último que faltaba era la renuncia del flamante director de Cultura, el escritor Lorenzo Silva, a quien empiezan a llamarle Lorenzo el breve, por su poca paciencia para aguantar el chaparrón de “miserias” que cae constantemente sobre la Concejalía. Tres meses ha aguantado en el cargo y eso que sus jefes ya se encargaron de autorizarle, vía Pleno, para que realizase actividades profesionales de índole privado mientras ejercía su cargo al frente de la Cultura local. Poco a nada ha tenido que encontrar en el baúl cultural para saltar del barco a las primeras de cambio.

Ante esta situación y la escasez de personal no es raro que los fines de semana sigan siendo fantasmas para la cultura getafense. Que los jóvenes apuesten por el botellón como fórmula para mitigar el desasosiego de la semana (si no existe alternativa es raro saber si van a seguir con el tetrabrick y el garrafón o prefieren otro tipo de ocio) no deja de ser un síntoma del abandono municipal hacia este colectivo. Pero, como he apuntado antes, los niños tampoco tiene nada a lo que acudir y, por extensión, sus familiares. Y los adultos… a Madrid, que la oferta es grande y variada, que Getafe en fin de semana sólo es fútbol en el Coliseum y paseo por la calle Madrid, cervecita de rigor y a ver el teletostón de turno.

Lo de la Cultura en Getafe, está claro que no tiene cura. Y el concejal mirando para otro lado, como si no fuese con él la guerra. Es lamentable que esta ciudad sólo salga en las noticias por los sucesos y por las guerras urbanísticas de ladrilleros desaforados. Lo dicho, una auténtica pena.

lunes, octubre 22, 2007

DaviZ Lucas se marcha a vivir a MadriZ


El que fuera primer teniente de alcalde y aspirante a sucesor de Pedro Castro, la alternativa al poder instalado en nuestro municipio desde hace más de 25 años, David Lucas, se marcha a vivir a la capital. Dejará de estar empadronado en Getafe, de ser uno más de los nuestros.

Es lógico, habida cuenta de su nueva condición política. Su ascensión personal coincidió con la hecatombe socialista en la capital y la región y Lucas se ha visto aupado a la categoría de opositor a Gallardón, otro de los pesos pesados de la política, no ya municipal, sino nacional.

Integrado en el modelo del “nuevo socialismo” que el PSM intenta imponer, Lucas se ve reflejado en la imagen que los ideólogos del PSOE han planificado para MadriZ. Esa zeta impertinente que golpea. Incluso, las páginas del diccionario de la lengua, con las faltas de ortografía intencionadas.

DaviZ Lucas trabaja en MadriZ, aspira a ser alcalde de MadriZ y debería vivir en MadriZ. Así lo ha entendido y así lo va a hacer.

Ha puesto su piso en venta, uno de lo que se construyeron en los terrenos de la Rabia con el epíteto de VPT, es decir, Viviendas de Precio Tasado, una figura que ahora no existe urbanísticamente hablando. Lucas pide 350.000 euros por su piso (nos permitimos la licencia de dar las cifras) cantidad acorde con los precios actuales y habida cuenta de la zona de la que hablamos
.
Poco tiempo queda, pues, para que DaviZ Lucas deje de residir en Getafe, donde desde hace meses, sólo acude a “pernoctar”, según ha dicho en varias entrevistas, pero donde su familia sigue haciendo vida.

Su marcha, su ausencia, aunque ya era una realidad desde hace meses, no viene sino a constatar que Pedro Castro se queda sólo, sin nadie que le tosa. Lucas ha colocado a sus peones en otros municipios dando por perdida una batalla en la que siempre ha ido a remolque. Castro, una vez certificado el abandono de Lucas también ha quitado poder a Santos VáZqueZ, otro de los que le podían hacer sombra en la ciudad y se ha propuesto ser el único interlocutor válido, con voz y mando, para cuestiones locales, autonómicas y nacionales.

El problema es que el alcalde no tiene por dónde enganchar con el “nuevo socialismo”, por eso que le han nombrado candidato para regir la FEMP. Ahí, de momento, no hace falta Z para obtener el bastón de mando. Aunque si lo hiciera, el regidor podría estar dispuesto a cambiar su apellido. Pedro CaZtro. Con dos oes.

lunes, octubre 15, 2007

Seguridad y política

La antesala del puente del Pilar (día de la Fiesta Nacional y desde este año día de la Guerra de las banderas) nos levantamos conociendo el cese del hasta ahora comisario de policía de Getafe. La versión oficial habla de un “traslado” de Alfonso María Sánchez, que ha estado cinco años en el cargo.

Sin embargo, habida cuenta de las reacciones y la propia coyuntura de la destitución, se hace inevitable la relación entre la política y la seguridad en este controvertido asunto. El Sindicato Profesional de la Policía ha mostrado su indignación por lo que considera un “relevo político” y apunta directamente a la Delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre como responsable del hecho.

Lo cierto es que el ya ex comisario (suena a serie de tv) nunca ha tenido “feeling” con los responsables políticos municipales ni nacionales. Es más, en los mentideros getafenses se ha comentado y mucho el hecho de que en estos cinco años el alcalde Pedro Castro, y Alfonso Sánchez nunca han estado reunidos a solas, siempre con compañeros de “baile”.

El propio Castro tiene su “sanedrín” de Seguridad. Un reducido grupo que reúne una vez cada dos meses para analizar y aconsejar al primer edil en temas de seguridad ciudadana. Y qué curioso que en esos encuentros (comidas en un conocido restaurante de la ciudad) nunca hayan estado el responsable policial; ni tampoco el responsable político de la Seguridad en Getafe. Eso sí, Castro se hace acompañar de un ex comisario y de un ex concejal del ramo, como si aludiera a ese dicho que refleja que “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

Esa ausencia de sintonía también se ha reflejado con la Delegación del Gobierno desde la llegada de sus nuevos responsables. Ni Soledad Mestre ni su representante en la Junta Local de Seguridad de Getafe han “conectado” con el ex comisario, a quien sus compañeros alaban su independencia y su profesionalidad.

La autocrítica que los propios policías hacen se centra en su falta de tacto para impedir las injerencias políticas en su trabajo a favor de la seguridad ciudadana. Y ahí hay que darles la razón, pues los profesionales deben ceñirse a lo que controlan, aunque ya se sabe que el político es muy dado a querer tenerlo todo “bajo control”.

Cuentan, entre otras anécdotas, que cada vez que los representantes de la Delegación del Gobierno “bajan” a una Junta Local de Seguridad, lo hacen “aturdidos” por el caos de tráfico en que se ha convertido Madrid y, en especial, su zona sur. Un “aturdimiento” que el propio Sánchez les ha llegado a recordar en más de una ocasión a cuenta del escaso interés demostrado por los datos sobre seguridad en el municipio.

El cese de Alfonso Sánchez puede llevar aparejado un traslado a otro importante municipio de la zona sur madrileña, gobernado por el PP y con un bicentenario a la vuelta de la esquina. Blanco y en botella…

Pero la noticia, sin duda, hay que buscarla en la posible injerencia política en asunto tan delicado como la seguridad y las críticas que los mismos profesionales, han hecho sobre esta decisión. Getafe, una de las ciudades más seguras de la Comunidad de Madrid, se queda sin comisario (bueno, ahora hay uno en funciones) y con las ganas de saber cómo evoluciona la seguridad, cuestión que atañe a todos.

jueves, septiembre 20, 2007

Confundir el todo con la parte

La actitud de cientos de cooperativistas vinculados a la gestora PSG en Getafe discurre por terrenos pantanosos. Su decisión (convocada a través de mensajes de móviles, cual si de sabotaje político se tratara) de manifestarse frente a la casa del alcalde de la localidad, Pedro Castro, para exigir solución a sus problemas para acceder a una vivienda carece de lógica.

No está bien mezclar lo profesional con lo particular, lo institucional con lo privado, lo colectivo con lo individual. Y eso es lo que han hecho en esta ocasión. Independientemente de que tengan la razón en un conflicto que está enquistado, la concentración de este miércoles les deja sin argumentos.

Los convocantes de dicho acto, en el que llegaron a empapelar con pegatinas ofensivas el portal de acceso a la vivienda de Castro, deberían pararse a pensar si a ellos les gustaría que les hiciesen lo mismo. A saber: ¿querrían que con motivo de su gestión o su trabajo se les presentasen cientos de personas en la puerta de casa para montar follón? ¿Qué pensarían sus familias? No es de recibo este tipo de actuaciones.

El problema de PSG no se soluciona a base de caceroladas ni pantomimas delante de ninguna casa. Eso sí, están en su derecho de manifestarse… a las puertas del Ayuntamiento, de la Comunidad de Madrid y de la gestora que les debe entregar sus casas. De todos ellos es la culpa de que más de mil personas (parejas o familias en la mayoría de los casos) todavía no tengan vivienda adjudicada. De unos por obcecarse en un modelo que contravenía la decisión política; y de otros por firmar documentos comprometedores para salvar el escollo de unas elecciones municipales. Ellos lo han liado y ellos lo deben de solucionar. Pero las dos partes tienen su cuota de responsabilidad. Eso sí, desde un prisma político y profesional, nunca personal.

sábado, septiembre 15, 2007

¿Pedro Castro, presidente de la FEMP?


Los próximos días 9,10 y 11 de noviembre, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) celebrará en Madrid su novena asamblea general. Un encuentro en el que, además de poner en marcha los postulados que regirán la Federación los próximos años, se procederá a la elección de los nuevos cargos de su junta directiva, entre ellos el del presidente.

Pues bien, desde Madrid, el renovado PSM se está dando prisa para que se oigan sus voces. El secretario general, Tomás Gómez, anda día sí día también enfrascado en que el socialismo madrileño ocupe el protagonismo que ha perdido en los últimos años por sus constantes peleas internas y falta de liderazgo y cohesión.

En este sentido, el marco de la FEMP es otro de los puntos donde Gómez ha puesto sus miras y ha indicado que el alcalde Getafe, Pedro Castro, podría ser el candidato idóneo para ostentar la presidencia de dicho organismo, entidad estatal sin ánimo de lucro. Castro sustituiría a Heliodoro Gallego, alcalde de Palencia, también del PSOE, hasta ahora presidente.

De darse por hecho esta candidatura y a tenor de la mayoría que el PSOE tiene en la asamblea de noviembre (suma más ayuntamientos y diputaciones que el PP) sería una nueva muestra de la fijación de Ferraz por hacer de la antigua federación socialista madrileña, reconvertida en Partido Socialista de Madrid, uno de sus bastiones a nivel nacional, todo con la intención de presentar batalla a Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón, líderes y estandartes de los populares.

Pero hay más, la llegada de Pedro Castro a este nuevo cargo (ha sido presidente de algunas comisiones en la FEMP en años anteriores) daría la razón a quienes apuestan por una rápida salida del primer edil al frente del ayuntamiento getafeño. Eso sí, Castro, que acostumbra a caer de pie, lo quiere hacer por la puerta grande. Sabe que es ahora o… ¿nunca?

Con la espantada de Moreno y la tremenda división que vive el PP local (Carlos González y José Luis Vicente son algo así como enemigos íntimos) el veterano alcalde sabe que es el momento de prepara la transición y el relevo generacional por el que apuestan los socialistas para Madrid. Y Getafe es otro de los puertos a renovar.

Sin oposición interna tras el ascenso de David Lucas y el derrumbamiento de Santos Vázquez, Pedro Castro se debate entre la opción de una sucesora, Sara Hernández, y de un sucesor, David Castro, su hijo. Si de formular apuestas se tratase, la mía estaría clara, muy clara.

miércoles, septiembre 12, 2007

El nuevo socialismo de Madrid mira hacia el sur


El mapa del nuevo socialismo madrileño ha clavado sus ojos en el sur. Los municipios de esta comarca son el caldo de cultivo sobre el que Ferraz piensa sentar las bases de su futuro autonómico, y quién sabe si nacional. Excepto Leganés, que sigue naufragando a costa de la incompetencia e ineptitud de su excéntrico alcalde (que llegó al puesto después de una moción de censura y montar el espectáculo más bochornoso de la democracia en Madrid, tras el “tamayazo”) muchas son las caras de políticos socialistas que han dado el salto desde sus cargos en el sur hasta la atalaya madrileña, tanto municipal como autonómica.

El triunfo de Tomás Gómez al frente del PSM ha sido incuestionable. Era de cajón. Con la vitola de alcalde más votado de España, su juventud y el empujón que le han dado durante los últimos meses sus compañeros alcaldes del “cinturón rojo” (reconvertido a rosa por mor del crecimiento popular en la comarca) las credenciales le auguran un futuro, cuando menos interesante. Eso sí, la alargada sombra de Esperanza Aguirre y su aplastante triunfo en Madrid le obligan a tomarse las cosas con calma, cautela y mirando hacia el futuro a largo plazo.

Tomás Gómez llega a la “jefatura” del socialismo madrileño de la mano de otro alcalde del sur: Manuel Robles primer edil de Fuenlabrada. Su trabajo, en la sombra, ha sido determinante, primero, para acabar con las luchas intestinas del PSM y, segundo, para lavar la cara de su partido en municipios con facciones divididas (vuelve a parecer Leganés, donde el tirón de orejas a Rafael Gómez Montoya ha sido más que evidente) y abocadas al desastre electoral. Al frente de la política municipal autonómica del PSM, Robles se ha convertido en el nuevo hombre fuerte del socialismo en el sur, por delante de históricos como Pedro Castro, José Luis Pérez Ráez, o José Quintana.

También del sur llega Jesús Dionisio, responsable de política territorial. Su trabajo en Aranjuez, donde ha subido enteros en los últimos años provocó la llamada de Gómez y su incorporación a la nueva ejecutiva, donde el líder socialista ha colocado a otros peones del sur y gente de su entera confianza.

Además, del sur, de Getafe, llega a la capital David Lucas, aupado a portavoz tras la cadena de renuncias que el PSOE de Madrid soportó después del batacazo electoral de mayo. El ex primer teniente de alcalde getafense tiene mucha labor por delante. En primer lugar, intentar recomponer un grupo municipal que hace aguas por todos lados y que guarda, todavía, resquemores y venganzas de la “vieja guardia” apartada del poder por la “imposición de Miguel Sebastián” y que siguen esperando los errores de Ferraz para cobrarse ese peaje.

El sur cobra ahora el protagonismo que se la negado históricamente desde el PSM. Ellos son ahora la esperanza socialista de cara al futuro. De ellos depende no malgastar la oportunidad. Bueno, de ellos y de una ciudadanía que ha apostado de forma abrumadora por las políticas del Partido Popular de Esperanza Aguirre y de Alberto Ruiz Gallardón.

jueves, agosto 30, 2007

Empiezan las deserciones en el ejército castrista

Vuelta a la realidad. Finalizado (y ya casi olvidado) el stage de pretemporada, momentos de ocio y relax asegurados, aterrizamos en la blogosfera getafense para constatar que se avecinan cambios en el panorama político local. Y no sólo por los ceses y nombramientos acontecidos durante el verano (atípico en este sentido), sino por lo que llega a partir de ahora.

Y es que empiezan a desertar algunos de los “mandos” que ha tenido en plaza Pedro Castro y que han ayudado a sostener la nave socialista en la localidad. Sabida y madurada ya la renuncia de David Lucas a seguir siendo el eterno aspirante a alcalde, quedaba por ver qué iba a ser de sus más fieles compañeros de viaje. Y aquí las dudas quedan completamente resueltas.

Su mano derecha, Roberto Sánchez, hasta ahora responsable de la Seguridad y la Hacienda municipal (como cargo de confianza), ha decidido enrolarse en otro barco y abandonar la planta primera del Ayuntamiento (aquella que más trabajo y menos rédito ha aportado a los que han estado trabajando allí en los últimos años) para atracar en una ciudad ribereña por los cuatro costados.

Roberto Sánchez ha sido elegido por el alcalde de Aranjuez, Jesús Dioniso (otro de los que han tocado mando junto a David Lucas en la nueva ejecutiva socialista madrileña comandada por Tomás Gómez) para ser el nuevo Jefe de Gabinete de Alcaldía. Un salto cualitativo y cuantitativo para un político que siempre ha estado a la sombra, en un segundo plano, pero que ha hecho de su eficacia en la gestión municipal y de partido su principal carta de presentación.

Pierde Pedro Castro otro de sus pilares en la administración local. Formado en las Juventudes Socialistas getafenses, Roberto ha sabido, en ese papel suyo, tan exigente, responder a sus amigos (aquí me apunto, sin excepción) y colaborar al mantenimiento del status socialista en Getafe. Eso sí, sin renunciar nunca en la Agrupación Socialista local a la crítica, la pelea y la defensa de sus ideales políticos.

Se marcha cansado de falsas promesas, de no ver recompensado el esfuerzo y el trabajo bien hecho, de ocuparse de la “cocina” para el lucimiento de otros y otras; en definitiva, harto de ser siempre el eterno candidato a concejal.

Su nueva ocupación le va a permitir, con toda seguridad, liberarse del corsé político con el que Pedro Castro ata a la mayoría de quienes le acompañan en el viaje; una liberación que llevará a aparejada, no me cabe la menor duda, una proyección política y de gestión rápida y acertada. Es un muy buen fichaje, que lo sepa Jesús Dioniso.

Lo triste del asunto (aunque personalmente me alegro por Roberto) es que puede (lo confirmamos) que su marcha sea la primera de una serie de renuncias que van a obligar al primer edil getafense a mover ficha y modificar estamentos importantes dentro de la gestión municipal. Hablaremos de ellas y ellos en otros post.

Por cierto, y aunque no venga al caso, el próximo artículo tendrá como protagonistas a los nuevos “dueños” del PP local. Permanezcan atentos a sus pantallas… de ordenador.

martes, julio 17, 2007

¿Montoya, por qué corres?

Si a estas alturas de la película existe algún político capaz de sorprendernos es el actual alcalde de Leganés, el socialista Rafael Gómez Montoya. Su “talante” le ha servido para montar él solito tres crisis de importantes dimensiones y mayores consecuencias, por desgracia, para los vecinos y vecinas de Leganés, los grandes damnificados.

La primera su “desembarco”, nombramiento a dedo incluido para encabezar la lista del PSOE en la localidad. De nada sirvieron las protestas de la mayoría de los afiliados leganenses. Llegó con el “ordeno y mando” de la dirección regional y aquí se ha instalado, pese al fracaso de sus mentores en la “batalla” por Madrid.

La segunda, portada nacional en periódicos, radios y televisiones, su incapacidad para negociar un pacto de Gobierno con Izquierda Unida. Montoya perdió votos respecto a su antecesor, José Luis Pérez Ráez y volvió a perder las elecciones. Sólo un acuerdo entre la ¡izquierda! le daría la alcaldía. Tan simple fue a la hora de encarar las negociaciones que permitió el voto en blanco de sus socios y dejó al PP gobernar la ciudad. Lamentable.

Y ahora, moción de censura incluida, la vuelve a liar con el reparto de delegaciones. Y la pelea la traslada de nuevo al ámbito doméstico. Ni corto ni perezoso ha dejado fuera del Gobierno a los cuatro concejales que lidera Santiago Llorente, representante del sector mayoritario en el PSOE de Leganés. ¡Y se queda tan ancho!

¿Es que nadie le piensa decir a este sujeto, por mucho alcalde que sea, que ya va siendo hora de dejar de mirarse el ombligo y pensar en los vecinos y vecinas de su ciudad?

¿Van a consentir sus mentores que siga desluciendo la vida política leganense?

¿No creen que se necesita algo más que soberbia para llevar las riendas de una de las ciudades más importantes de la Comunidad de Madrid?

¿Es ejemplo para la izquierda tolerante y libertaria su actitud sectaria y discriminatoria con compañeros de partido, periodistas, oposición y con todo aquél que no le entra por el ojo?

No, claro que no. A uno, cansado de ver en estos años políticos de todos los pelajes, no le queda más remedio que recurrir al chiste. Y preguntarle, ante la clase de anatomía en el colegio de Jaimito, ¿Montoya, por qué corres?

miércoles, junio 20, 2007

El PSOE presentará Gobierno en minoría

El Grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Getafe tiene previsto formalizar mañana jueves, tal y como exige la Ley, la Junta de Gobierno local, de la que, por el momento, quedan excluidos los tres concejales de Izquierda Unida, en tanto no se ha cerrado el pacto que habían anunciado ambas formaciones.

El Gobierno municipal contará con dos nuevas concejalías, la de Presidencia y la de Nuevas Tecnologías. La primera recaerá en la figura de Sara Hernández, número dos del PSOE en las pasadas elecciones y anterior Jefa del Gabinete de Pedro Castro. Para Sara será también la Primera Tenencia de Alcaldía y la Concejalía de Seguridad.

El área de Nuevas Tecnologías será para Miguel Angel Romero, que deja Deportes al anterior Director de esta Concejalía, Angel Bustos, número 9 de la lista de los socialistas a las elecciones de mayo.

Además, Enrique Heras será el responsable de Medio Ambiente, que queda dentro del área de Urbanismo, responsabilidad de Santos Vázquez, el nuevo hombre fuerte del Gobierno. Por su parte, Hacienda quedará en manos de David Castro, hijo del alcalde, y que sumará esta delegación a las que ya mantuviera la pasada legislatura en el área de Desarrollo Industrial y Empleo.

Cristina González llevará las riendas en Mujer y asumirá el área de Ciudad, que englobará Mantenimiento, Estética Urbana y Limpieza, con la empresa LYMA, en principio, dentro de este área. El resto de ediles asumirán funciones calcadas a las llevadas a cabo en el anterior Gobierno.

Esta composición de Gobierno, en minoría para el PSOE dentro del Pleno de la Corporación (13 concejales, por 11 de PP y 3 de IU), podría alterarse en función de un posible acuerdo de Gobierno con Izquierda Unida, pues hasta el momento siguen las negociaciones, pero sin haber llegado a buen puerto.

Los sucesos de Leganés, con el desencuentro entre Calle y Montoya que entregó la alcaldía a Guadalupe Bragado, también tiene que ver con lo que pasa en Getafe. Ahora deberá ser la coalición la que mueva ficha, pues en el PSOE andan tranquilos con sus trece votos.

lunes, junio 18, 2007

PSOE e IU escenifican su encuentro-desencuentro

Con el marco del acto de investidura como telón de fondo, PSOE e IU de Getafe volvieron a escenificar el acto de amor y odio, tal y como se vienen proclamando durante los últimos años. A estas alturas del juego político ambas formaciones siguen sin firmar un pacto de Gobierno que, pese a estar cantado a todas luces, se posiciona como un nuevo culebrón de la vida política municipal. Y van ya unos cuantos.

Para dar cuerpo a su “te quiero amorcito, pero para un ratito”, los concejales electos de Izquierda Unida dejaron clara su postura en la investidura de Pedro Castro como alcalde del municipio. Le otorgaron uno de los tres votos de la formación, suficiente para que Castro tomase el bastón de mando con mayoría absoluta (de lo contrario hubiese tenido que afrontar el reto en minoría), pero castigaron con dos abstenciones la falta de acuerdo de Gobierno.

Es más, Ignacio Sánchez Coy, en su discurso después de jurar el cargo, denunció la existencia de “presiones externas” para impedir el acuerdo. “Izquierda Unida molesta a determinados intereses particulares”, dijo. ¿Qué intereses? Urbanísticos, se entiende.

Con su discurso, el líder de IU dejó entrever que el PSOE está cediendo a esos intereses ajenos que evitan el pacto de Gobierno. Y si es así, ¿por qué siguen apostando por un pacto? Ejemplos cercanos han demostrado que en política no vale todo. Leganés ha sido la muestra más clara del desencuentro a la hora de “distribuir” el poder. Claro que, los resultados electorales en Getafe no permitían una situación parecida ni de lejos. Castro ganó las elecciones y podrá gobernar. Además tan sólo le hace falta sumar un voto para aprobar con mayoría absoluta los grandes acuerdos. Y ese, con lo que hay en juego, no va a ser el problema.

El PSOE necesita a IU lo mismo que IU necesita al PSOE. Pero de ahí a firmar el pacto hay unos cuantos miles de viviendas de por medio. El papel de la EMSV y la propuesta de crear una concejalía de Vivienda son el caballo de batalla de esta semi-disputa. El aprovechamiento de Los Molinos-Buenavista (1.500 viviendas), la recuperación de los cuarteles (otras mil viviendas más) y el futuro desarrollo de Perales del Río (aquí hay previstos varios miles) son los flecos que quedan por cerrar en las negociaciones. Y no parecen sencillos de solucionar.

Con el apoyo explícito a Pedro Castro, IU le exculpa del, por ahora, fracaso de las conversaciones, y apunta a los interlocutores que el PSOE ha puesto en la mesa. Por cierto, el portavoz socialista Santos Vázquez ha afirmado que su partido trabajará para cumplir lo recogido en su programa electoral, sin desvíos. ¿Es él el nuevo hombre duro del PSOE local o el que podría estar cediendo a las presiones externas?

Sigue la ronda de reuniones a la espera de que nos den a conocer la composición del nuevo Gobierno. De seguir a sí veo a dos de mis concejales favoritos, José Manuel Vázquez y Miguel Angel Romero al frente de la EMSV y de LYMA. Uno para edificar su iglesia y el otro para gestionar la profesión más alegre del mundo: siempre ba rriendo.

viernes, junio 15, 2007

El lío del sorteo de números en Los Molinos Buenavista

La ha vuelto a liar. En contra de las opiniones de gran parte de las empresas adjudicatarias, e incluso de su propio concejal de Urbanismo, el alcalde, Pedro Castro, ha tirado por la calle de en medio y ha convocado, con carácter de urgencia, un sorteo para ordenar la lista de demandantes de vivienda en los desarrollos urbanísticos de Los Molinos y Cerro Buenavista.

Castro no ha hecho caso. Santos Vázquez, edil de Urbanismo, había adquirido el compromiso con las empresas que levantarán las casas de esperar un tiempo para el sorteo de números. Así, las gestoras, constructoras y cooperativas, dispondrían de tiempo para depurar sus propias listas de inscripción, contactar con los y las demandantes y explicarles de forma explícita las condiciones legales y económicas de acceso a una de las 7.000 primeras viviendas en esos barrios.

Porque, se quiera o no, el precio va a ser un quebradero de cabeza para todos. La ponderación de módulos y tipos de protección en los nuevos desarrollos va a hacer que, en la inmensa mayoría de los casos, los pisos superen los 180.000 euros, cifras muy superiores a las que se han venido escuchando de nuestros representantes políticos, con el alcalde a la cabeza.

Otra dificultad añadida va a ser el tiempo de entrega de esas viviendas. Y aquí, el alcalde vuelve a no decir la verdad. Dos desarrollos que todavía están en embrión, cuyas parcelas no se han adjudicado (el Consorcio todavía no tiene la titularidad de los terrenos) y unos proyectos que deberán seguir los pasos lógicos de su puesta en marcha (al menos dos años de edificación, sin olvidar los incumplimientos de constructoras) no deberían ser tomados a la ligera.

La ilusión de muchos jóvenes por tener sus viviendas no debe ser utilizada para dar fechas a la ligera. Y mucho menos por quiénes, en su condición de políticos, saben a la perfección el modo de funcionar en este tipo de proyectos. No está nada bien.

Pero el populismo del que hace gala el alcalde, todavía hoy en funciones (el sábado con el apoyo de IU será de nuevo presidente del Pleno) siembra de confusión a todo el mundo implicado en el asunto.

La presentación a los medios de comunicación del mecanismo del sorteo fue de traca. Según los portavoces de los tres grupos políticos, su comparecencia pública tenía como objetivo que los medios difundieran a los vecinos ese “modus operando”. Pero pocos de los periodistas allí presentes tuvieron claro cómo se iba a actuar. Y ya me dirán ustedes si el mensajero no entiende el mensaje, ¡qué carajo van a transmitir!

No ha quedado claro ni el número de demandantes reales, ni el número de viviendas que restan por adjudicar, ni si las empresas adjudicatarias han cubierto sus cupos de inscritos… pero como hay prisa, lo mejor es seguir aumentando la confusión.

Por favor, un poquito de seriedad en todo este asunto y, sobre todo, claridad en los mensajes. Que los vecinos tengan claro cuánto les van a costar las viviendas, cuántas se han adjudicado en esta primera fase y qué posibilidades reales tienen aquellos que el domingo 17 de junio tengan su nombre en alguno de los números de la lista ordenada desde el Ayuntamiento. No parece tan difícil.

sábado, junio 02, 2007

El sur contra Simancas



La pelea interna del PSM después del tremendo correctivo que se han llevado los socialistas en las elecciones municipales y autonómicas tiene un referente obligado en los alcaldes de la zona sur y su posicionamiento en el conflicto.

Ellos han sido los únicos que se han salvado de la “quema” del PSOE en Madrid y, pese a que casi todos han perdido votos, han sabido mantener el poder en los ayuntamientos en los que gobernaban. No extraña, por tanto, que hayan pedido, algunos con más vehemencia que otros, un cambio en el rumbo y en la dirección del partido en la Comunidad. Simancas ha quedado tremendamente dañado y ahora empiezan a surgir voces sobre la conveniencia de su dimisión y quién o quiénes deben hacerse cargo de las portavocías en aquellos lugares donde mayor ha sido el castigo electoral.

Enrique Cascallana desde Alcorcón fue el primero en alzar la voz, en sugerir un cambio profundo y en lavar la cara del partido con vistas a las elecciones generales de marzo de 2008, donde PSOE y PP volverán a escenificar su pelea por el control político de la sociedad española.

Cascallana piensa que Rafael Simancas no está en condiciones de ejercer la portavocía del grupo parlamentario socialista en la Asamblea de Madrid después de la severa derrota ante Esperanza Aguirre. Y vaya todavía más allá en cuanto a la dirección regional del partido y del rival de la carismática líder popular en próximas elecciones. El alcalde de Alcorcón tiene claro que su homónimo en parla, Tomás Gómez, el alcalde más votado de España, es la persona idónea para este fin y par intentar recuperar Madrid del dominio popular.

Gómez apoya a Lucas

Precisamente Tomás Gómez ha sido otro de los alcaldes que se ha postulado en el conflicto interno. Tan directo como claro, el primer edil parleño asegura que piensa cumplir el mandato de sus vecinos para seguir planteando el futuro de “su” ciudad. Y habla en clave local cuando se refiere a su futuro. Es lógico. Ahora, después de reeditar un apoyo del 70% de los votantes (tres de cada cuatro le otorgaron su confianza) no es el mejor momento para dar el salto a Madrid. Más adelante, ya se verá.

Su clarividencia en cuanto al futuro más inmediato no significa que calle en cuanto a lo que debería hacer su partido y también manda recados a Simancas y sus más allegados. A fin de cuentas todos apuntan a que será él quien recoja el testigo en Madrid, más tarde o más temprano.

Tomás Gómez ha indicado que en Madrid capital, donde el PSOE se ha dado otro tremendo batacazo y se ha llevado por delante a la apuesta personal de Zapatero, Miguel Sebastián, los cambios deben llegar desde el sur. Y para el alcalde de Parla tiene nombre y apellidos: David Lucas.

Gómez considera al ex concejal de Hacienda y primer teniente de alcalde de Getafe la persona idónea para ser portavoz del PSOE en Madrid y hacerle frente a Ruiz Gallardón en esta amarga legislatura. La experiencia de David Lucas (fue portavoz del PSOE en Getafe y el encargado de apagar todos los fuegos provocados por Pedro Castro y los suyos) le otorgan la confianza suficiente para afrontar el reto. Así Gómez se postula contra la apuesta de Oscar Iglesias, afín a Rafael Simancas. El sur sigue plantando cara a la dirección regional.

Ahora bien, estas declaraciones bien podrían haber sido refrendadas por el alcalde de Getafe, Pedro Castro. Pero no, como siempre hace, prefiere no alzar la voz y hablar sólo de reflexión en clave interna. ¿Quién mejor que él para apoyar a “su” compañero? Y, de paso, apuntalar la estrategia del resto de alcaldes.

Castro siempre cae de pie y ahora, a sus años, no iba a ser menos. Incluso ha escrito una nota de rectificación sobre una noticia de El País que le situaba en una comida en la que se debatía sobre la dimisión de Simancas. Es cierto que no estuvo en ella, pero sí en otras muy parecidas.

Queda claro que hay quiénes no tienen problema de hablar alto y claro y otros a quien la prudencia les aconseja cosas diferentes. Sea como fuere es cierto que el sur anda a la gresca con Simancas y que, precisamente, los alcaldes ganadores en las municipales son voces perfectamente autorizadas para hacerlo. Sus votos les avalan.

miércoles, mayo 30, 2007

Las fiestas del millón de euros


Una vez aparcada la vorágine electoral que nos ha tenido a buena parte de los getafenses pendientes de cómo quedaría el nuevo mapa municipal y comprobando que poco o nada ha cambiado, volvemos a sumergirnos en el análisis de la gestión que nuestros políticos realizan en Getafe.

Dirigimos, pues, nuestras miras a las fiestas patronales de Getafe, que han coincido en fecha con los comicios electorales. Es por ello que, como suele suceder cada cuatro años, los responsables municipales han tirado la casa por la ventana para agradar a la masa ansiosa de ocio, diversión y farra. Nada más y nada menos que un millón de euros ha sido el presupuesto destinado a las fiestas de Getafe 2007. Y eso que figuras de la talla de Sabina renunciaron a actuar en el Magallanes para no mezclar la política con su profesión (con el caché del jienense se hubiese disparado todavía más el gasto).

Claro, como el calendario quiso que antes de votar sólo tuviésemos unas horas oficiales de programa festivo, desde Cultura se buscaron las vueltas para hacer más extenso el calendario y comenzarlo con antelación.

Así, desde el fin de semana anterior (dos días después de la Bajada de la Virgen y no nueve como manda el calendario) ya empezaron extraoficialmente las fiestas. Sábado 19, actuación de Chambao y viernes 25, Concierto de Coti y Nena Daconte en el Magallanes, embozado en barro por las lluvias caídas esa semana y el poco acierto a la hora de acondicionar el recinto.

Pero eso es lo de menos, lo cierto es que una vez más los políticos han querido sacar rédito de unas fiestas programadas para todos, hasta para los que no votan. El concejal de Cultura ha querido dejar impronta de su trabajo con este gesto hacia su jefe de filas ampliando el calendario festivo (hay quien dice que ha afirmado estar cansado de la gestión cultural y que en el nuevo reparto de concejalías le gustaría cambiar de tareas) y aumentando las actividades. Además ha vuelto a privatizar el programa para que una empresa de comunicación hiciese negocio con cargo al Ayuntamiento y a la figura de la Secretaria municipal, de quien ha utilizado la firma para recomendar a los comerciantes colaborar en dicho folleto. Total, un gesto de “buena voluntad” para con los suyos.

PD.- Por cierto, un detalle al margen. Hay dos partidos políticos con representación municipal que ya han retirado las banderolas pidiendo el voto que colgaban de las farolas en varias avenidas de la localidad. Quedan sólo las de otro de ellos. ¿Saben cuál es? Una pista: empieza por PS y acaba por OE.

lunes, mayo 28, 2007

La ciudad gana; los políticos pierden

Haciendo una primera lectura de los resultados electorales en Getafe, con motivo de los comicios municipales y autonómicos, podemos llegar a la conclusión que, una vez más, la ciudad ha estado un paso por delante de la clase política local.

Resulta evidente, a tenor de las cifras, que los políticos e, incluos, los medios de comunicación, los periodistas, tenemos un concepto de la realidad y de los asuntos de especial relevancia y los vecinos y vecinas otro bien distinto. Como ejemplo, baste señalar la escasa o nula incidencia que el "escánadlo" Corulla ha tenido en los resultados de la capital, donde Gallardón ha vapuleado al equipo de Sebastián, David Lucas incluido.

Como decía, la ciudad, el pueblo soberano, ha querido con sus votos que, por segunda legislatura consecutiva, ninguno de los partidos mayoritarios consiguiese apoyos suficientes para obtener una mayoría suficiente con la que poder gobernar en solitario. Nos vemos abocados, pues, a un nuevo mapa de pactos con formas diferentes de entender la política. Bueno para la ciudadanía.

Y eso que las fuerzas han quedado más o menos como hace cuatro año. El PSOE, fuerza más votada, se ha hecho con trece concejales, al obtener un 44,18 por ciento de los sufragios. No es suficiente y deberá echar mano de IU para formar gobierno. Eso, o hacerlo en minoría, con el riesgo de andar así durante cuatro años.

Visto así, parece que Pedro Castro ha vuelto a ganar. Cierto. Pero no es menos cierto que ha bajado nada más y nada menos que 5.000 votos respecto a 2003. Al PSOE local le llegaron a salir peores cuentas en los meses previos a las elecciones y ya andaban husmeando ante un hipotético fracaso del alcalde. ¡A ver quién es guapo que le tose ahora! Sigue dando el poder (con pactos, eso sí) a los suyos, manteniendo su guardia de corps en la ciudad a base de empleos y prebendas y se ha vuelto a quitar sucesores de enmedio. Está claro que Castro no ve otro futuro en la ciudad que Castro hijo y para ello anda moviendo sus piezas.

El retroceso del PSOE no ha sido aprovechado por el resto, especialmente por el PP, que aunque sube un concejal, 11 ediles no sirven para gobernar, ni siquiera para ganra las elcciones. Además, Moreno pierde 300 votos respectoa 2003 y ha sido ampliamente superado por Esperanza Aguirre, que casi ha logardo un empate técnico en los resultados a la Comunidad de Madrid en una ciudad tradicionalmente de izquierdas. Para Aguirre han sido 2.400 votos más que para José Luis Moreno. Los votantes han separado y han decidido opciones diferentes en las papeletas sepias y blancas.

Bajan las aguas revueltas en las filas populares y hay quien quiere empezar a hablar de pasar factura por los últimos meses de campaña con incorporaciones mediáticas, como la del futbolista Gica Craioveanu, que no han servido para mucho. Ahora, en frío, habrá que ver si va a pasarse cuatro años en la oposición.

Para IU las cosas no han pintado mucho mejor, con un descenso de 2.000 votos respecto a las anteriores elecciones. Eso sí, después de hacer frente a una acoso por todos los frentes, Ignacio Sánchez Coy ha conseguido tres concejales, los mismos con los que ha venido gobernando en los cuatro últimos años, tras la fuga de Mikue a los no adscritos (por cierto, la lista verde de la ex concejal se ha quedado con 1,47 de votos). Estas cifras le permiten, con 9.348 votos ers la tercera fuerza en la ciudad y clave en la gobernabilidad del Ayuntamiento.

Y otra pérdida importante, la de Vientos del Pueblo, a quienes les ha faltado un punto para conseguir representación. Sus 3.250 votos no han sido suficientes y vana tener que esperar mejor ocasión y seguir cuatro años más como fuerza política extra municipal. ¿Lo lograrán?

Getafe ha decidido y lo ha hecho como siempre, con ejemplo y mensaje a los políticos. La participación ha bajado de forma considerable, quedándose en un 67,15 por ciento de votantes, tres puntos por debajo de 2003. Casi nada. Esperemos que nuestros políticos entiendan el aviso y empiecen a pensar un poco más en sus vecinos y vecinas en lugar de mirarse el ombligo.

Resultados Elecciones 2007 Getafe

PSOE: 35.208 votos, 44,18%, 13 concejales
PP: 28.759 votos, 36,09%, 11 concejales
IU: 9.348 votos, 11,73%, 3 concejales
AVVP: 3.250 votos, 4,08%
VCD: 1.170 votos, 1,47%
POSI: 343 votos, 0,43%

lunes, mayo 21, 2007

El final de la cuenta atrás

No va más. El casino en que se ha convertido Getafe este último mes apuras los días previos a la cita con las urnas. Después de cuatro años de legislatura, los principales partidos políticos se juegan su futuro a una sola carta: la de los electores.

Es por ello que estos días andan revueltos, mareados por la ruleta que marcará el nuevo hemiciclo consistorial. Y echan al fuego la última leña reconvertida en miles de kilos de papel a través de folletos enormes que van a adornar, a buen seguro, las papeleras y contenedores de medio Getafe. El vecino, harto de por sí de la lluvia de propaganda habitual, se enfrenta a un aluvión de páginas a color en forma de petición de voto.

A estas alturas de la partida pocos quedan ya por decidir su voto. El pueblo es inteligente y sabe qué hacer en cada momento. Por lo que unos pocos anuncios de última hora no van a inclinar la balanza a ningún lado.

Lo que sí está claro es que a resultas de las encuestas hechas por los partidos políticos y en base a sus comentarios, van a faltar sillas para sentar a tanto representante municipal. A saber:

Desde el PSOE trabajan con la convicción de recuperar la mayoría absoluta perdida en 2003. Es decir, se apuntan a 14 concejales seguro y optan, así lo dicen, al número 15.

En el PP están convencidos de ganar a Pedro Castro. Eso se traduce en 13 concejales, cerca de la mayoría absoluta.

IU se conforma con repetir los 4 escaños que han tenido en esta última legislatura y mantener estatus.

Además, desde Vientos del Pueblo apuntan que su trabajo de acoso y derribo a la izquierda les puede otorgar un sillón en el Pleno.

Así las cosas, 14 más 13 más 4 más 1 son 32 concejales. En el municipio sólo se pueden elegir 27 ediles. No salen las cuentas. A lo mejor he sumado mal, como soy de Letras. No, no me he equivocado, me salen 32 concejales. Entonces… algo está mal.

Sólo resta saber quiénes de ellos están equivocados a la hora de hacer el reparto de la tarta. Y esa respuesta la tendrán el domingo, tras una semana frenética de actos, de paellas, de calderetas, de globos, de panfletos, de mecheros, de gorras, de camisetas, de abanicos, de regalos sin fin. Todo para intentar arañar algún voto al final de la cuenta atrás. Complicado es que lo consigan.

lunes, mayo 14, 2007

Fútbol y campaña electoral


Resulta cómico, patético me atrevería a decir, cómo nuestros políticos ponen en práctica, sin ningún pudor, ese oportunismo electoral del que siempre nos quejamos los vecinos. Y si no, ¿me pueden decir qué significado tiene la fotografía de Pedro Castro y Rafael Simancas con la camiseta del Getafe intentando aporrear un balón? ¿No les parece ridículo, sólo por el hecho de aparecer en los periódicos? ¿Acaso piensan que van a ganar votos por vestirse la zamarra azulona?

Aprovecharse de lo que no es de uno, no está nada bien, por mucha campaña electoral que nos amenace con bombardearnos de aquí a fin de mes. Y el Getafe no entiende de siglas ni partidos (aunque su presidente ha dejado claro en varias entrevistas que ha sido más rojo que nadie), de elecciones ni campañas.

El Getafe es de sus socios, de sus seguidores, de todo el mundo. Al famoso partido ante el Barça (por cierto, tengo la suerte de decir que estuve allí y que estaré en la final, si el club cumple sus compromisos con nosotros, los abonados) y al resto de partidos acude gente de toda identificación política. Al fútbol va el votante del PSOE, el del PP, el de IU, los marginales y también van aquellos que no votan.

Ninguno puede apropiarse del fútbol, aunque hay quien dentro del PSOE está convencido de que los triunfos futbolísticos les están haciendo la campaña electoral. Es más, dicen que los últimos sondeos les otorgan 14 concejales, es decir, mayoría absoluta. ¿Será cierto?

Que el equipo de fútbol está haciendo historia es incuestionable. Es algo que nos debe alegrar, por igual, a todos los vecinos y vecinas de Getafe. Y hay que felicitar a los jugadores, técnicos y directivos, con su presidente a la cabeza.

Pero de igual forma resulta criticable que dos políticos se pongan la camiseta y hagan suyo el éxito, por salir en la foto. ¿Se imaginan que un torero de Getafe abriese la puerta grande de Las Ventas, La Monumental y La Maestranza en una misma semana? ¿Estarían dispuestos a ponerse el traje de luces para mostrarle su apoyo?

Se admiten apuestas.

martes, mayo 08, 2007

¿Y yo, de quién me fío?

Entramos en la semana grande, en los días previos a una campaña electoral, que se antoja en Getafe más reñida que nunca. A la institución le quedan pocas horas para intentar sacar el último rédito propagandístico antes de arriesgarse a una denuncia ante el comité electoral (avalancha de panfletos con la foto del alcalde y el logo del Ayuntamiento para saturar los buzones de los vecinos) y dedicarse a animar a la participación.

Por suerte para la democracia, cada vez son más los que tienen decidido qué van a hacer el próximo 27 de mayo. Es decir, los que van a votar y los que no, así como aquellos que se han decantado por una opción política determinada. Han tenido cuatro años para convencerse o desengañarse.

Seis formaciones concurren a los comicios municipales. Las tres tradicionales, PSOE, PP e IU, los vecinos de Vientos del Pueblo, el PSOI y la candidatura de los Verdes, encabezada por la ex concejala Mikue.

Con este panorama, yo me pregunto: ¿de quién me fío?

El tiempo ha servido para confirmar que, precisamente, los años no pasan en balde. El desgaste de Pedro Castro y sus huestes socialistas ha sido brutal en los últimos tiempos, tanto en lo personal, como en lo político y lo social.

Cada día que pasa se va acrecentando el distanciamiento entre el alcalde y “su” ciudad. Por más que intenten maquillar la imagen a base de fotografías retocadas, estatuas de bronce o flores de plástico, las ideas acaban por agotarse o, en el mejor de los casos, repetirse una y otra vez, en un ciclo inacabable de promesas incumplidas y frases vacías de contenido y significado.

Quizá, por eso, el arranque de campaña del PSOE está siendo más extenso e intenso que en anteriores elecciones. No les salen las cuentas para disfrutar de mayoría suficiente y andan echando el resto empapelando la ciudad, día sí y día también

José Luis Moreno llega a la cita del 27 sabiendo que es su última oportunidad. Si, como dice su eslogan de precampaña, 20 años son demasiados, doce en la oposición serían todavía más. Aún así, parece que las cuentas tampoco le cuadran y podría conformarse con ganar por un solo voto de diferencia, eso sí, sin opción de gobernar.

El golpe mediático que ha supuesto la inclusión en la lista de Gica Craioveanu ya ha pasado y a partir de ahora no les queda otra que intentar apurar hasta el último minuto del partido, por si tuviesen un penalti de última hora. Eso sí, en su afán por dejar de ser oposición ha dejado algunos heridos por el camino que le pueden llegar a pasar factura si los resultados no le sonríen.

Los socios de Gobierno de Castro han querido desmarcarse de la política oficialista. Sin pedir el divorcio, IU ha optado, como los matrimonios con problemas, por darse un tiempo antes de reconducir su situación de pareja. Tienen claro que serán la llave de gobierno, pero también que pueden llegar más debilitados que nunca a las posibles reuniones previas al nuevo cónclave.

Es el precio que podrían pagar por las deslices de sus compañeros de viaje en los diez últimos años de política municipal. Por ello, su trabajo de última hora está marcado por la mesura, la calma y la movilización de su electorado, algo alicaído.

De Vientos del Pueblo pocas noticias se tienen. Resulta curioso que hayan sido más batalladores desde el paraguas vecinal, donde han sabido poner patas arriba la institución municipal que ahora que han decidido dar el salto a la política activa. Ni rastro de sus mensajes impactantes. ¿Qué les habrá pasado?

Analizando el panorama político, resulta del todo sorprendente que anden desaparecidos. Más aún cuando había voces y encuestas que les auguraban un futuro de presencia en la escena política municipal y mucho qué decir en el reparto de escaños. Sus razones tendrán.

Y los hermanos pobres, literalmente hablando, Verdes y POSi andan haciendo la guerra por su cuenta, intentando arañar votos y dejando claro que hay vecinos y vecinas (me salió la vena progresista) que prefieren alternativas al poder establecido, por pocas opciones de éxito que tengan.

Con este panorama, sigo sin fiarme de las promesas, las ofertas y los discursos del elenco de protagonistas. Y más, conociendo sus necesidades. Aunque, lo mejor de todo, es que ustedes tienen su futuro en sus manos. Y en sus votos.

lunes, abril 30, 2007

Monumento al mal gusto


¿Es que nadie se ha decidido aún a decirle a Pedro Castro que la nueva fuente que sustituye a nuestra Cibelina es un auténtico horror? Por favor, quien tenga línea directa con él que le haga reflexionar.

Nos quitaron la Cibelina, mudo testigo de la historia de Getafe, víctima inocente de los desvaríos de noctámbulos y desaprensivos, compañera de un histórico ascenso a la liga de las estrellas, para cambiarla por una vulgar e histriónica copia en miniatura de la diosa griega por excelencia. La Madre de la Tierra, antigua deidad nacida en Anatolia, tiene en Getafe a su prima hermana y no podemos hacer nada por evitarlo. Snif, snif, snif…

Todos sospechábamos, a medida que se acercaba la fecha de las elecciones, que la capacidad de sorpresa de nuestro primer edil era lo suficientemente grande como para darnos opciones de escribir. Pero con este monumento se han pasado.

¿No han visto todavía cómo está quedando esta nueva obra de ingeniería? ¿Se han fijado en el aspecto tan “sensible” que tiene los leones que adornan la carroza de la nueva fuente? ¿Habrá sido el popular muñeco de Mari Carmen el modelo de las estatuas? ¿Porqué poner dos leones y no una pareja, como manda la mitología, para dar sentido a la creación y a la vida?

Que sí, que sobre gustos y colores queda todavía mucho por escribir, pero creánme, lo de la Cibelina no tiene nombre, ni apellidos. Hemos pasado en pocos meses de comprar estatuas de bronce al peso al magnicidio disfrazado de fuentes y rotondas. Que si Palas Atenea, que si Cibeles, que si la Afición del Geta. ¿Cuándo van a para de hacer el chorra?

Que lleguen las elecciones, que pasen ya, que gane el mejor y que se olviden, por favor, de obsequiarnos con más adornos florales, con más inauguraciones, con más césped de plástico, con más imágenes clonadas, con más obras inútiles.

Lo bueno de todo esto es que podremos descansar cuatro años. Ellos, también.

lunes, abril 23, 2007

Del gol de Messi al palo de Gica

Es una verdadera lástima (sobre todo para los que disfrutamos con el fútbol), pero el partido más importante de la historia del Getafe, de nuestro “Geta” va a quedar en la memoria como el encuentro en el que Messi marcó el gol de Maradona. Y lo tuvo que hacer, precisamente, en el día en el que miles de aficionados soñaban con hacer algo grande, con abrir las puertas de la final de Copa.

Messi cogió su fusil y 20 años después calcó una jugada que es recordada en todos los videos que sobre el denominado deporte rey se editan en el mundo entero. Antes Maradona, ahora Messi. Los argentinos, dados ellos a ensalzar e idolatrar aseguran que si dios existe, sin duda, viste los colores de la albiceleste, su selección.

Pero, más allá del aluvión de repeticiones de la jugada, el partido ante el Barcelona va a marcar un antes y un después en el devenir del primer equipo deportivo de nuestra ciudad. Y es que, como se suele decir, se acabó el buen rollito.

El primero en destapar la caja de los truenos fue el propio presidente, Angel Torres, criticando las soluciones planteadas por el entrenador Bernd Schuster y, en concreto, en su decisión de no alinear ni al portero ni al delantero titulares.

Estas declaraciones, recogidas en todos los medios informativos han dado pie a que varios jugadores, viendo cómo su “presi” se metía a entrenador, también se muestren díscolos con el responsable técnico. Como dije, se acabó el buen rollito. Puede que el ciclo del alemán en el banquillo azulón no se cierre como es debido.

Por cierto, un apunte sobre Barcelona. El alcalde Pedro Castro decidió apoyar a las peñas y completar parte del vuelo que había quedado vacío. Para ello invitó a periodistas de los medios de comunicación que habitualmente cubren la localidad. La sorpresa llegó cuando al arribar al Nou Camp, el concejal de deportes, Miguel Angel romero, tuvo que pedir ayuda a un colega periodista para que repartiese las entradas entre el colectivo. ¿El motivo?: el concejal no conoce a los periodistas. ¡Menuda manera de ejercer en el cargo!

Y como la semana estuvo marcada por el esférico la siguiente anotación se refiere al malestar que entre las huestes del Partido Popular local ha creado la inclusión de Gica Craioveanu en las listas al Ayuntamiento. Pocos han comprendido su presencia en el número dos de dicha lista, relegando a personas que han gozado de la confianza de José Luis Moreno en estos años de trabajo y trastocando la lista pactada en un principio.

El golpe de efecto que ha supuesto el desembarco de Gica (por cierto, deberían darle un curso acelerado sobre Getafe y los getafenses) hubiese sido igual con él en el puesto seis, siete u ocho y no hubiesen asomado las voces díscolas sobre la decisión. Un palo han dicho algunos.

Además, con dos hombres en los dos primeros puestos, el PP le hace, si proponérselo, la jugada a Pedro Castro. Por si él no lo había pensado, ya se lo recuerdo yo. Es el único partido que coloca a una mujer en el número dos de su lista. Se le va a llenar la boca de decirlo una y otra vez. Y si no, al tiempo.

martes, abril 17, 2007

Gica Craioveanu, popular


Aunque las conversaciones habían empezado hace un año, José Luis Moreno ha esperado hasta el último minuto para hacer pública la incorporación de Gica Craioveanu a la lista del Partido Popular en Getafe. Gica, un ídolo para el fútbol de la localidad, irrumpe así con fuerza en la precampaña electoral, en un golpe de efecto del aspirante a alcalde popular.

Para la gran mayoría de los ciudadanos esta noticia es una auténtica sorpresa, aunque, podemos asegurar, que no será la última. Moreno tiene guardadas en la récamara algunas balas que irá disparando a medida que se acerquen las elecciones. Sabe que desde hace más de veinte años, su partido no había estado tan cerca de poder ganar en Getafe y quiere echar el resto.


Gica se ha asomado a la política de la localidad como quien marca un gol a última hora, el del pase a la final. Y ya se sabe, las finales, para poder ganarlas, hay que jugarlas.

Getafe se desayuna hoy con esta noticia que ha trastocado los estamentos de la clase política y social de la localidad. No era un secreto, bien lo saben los protagonistas, pero sí sirve para que el PP de Getafe adquiera protagonismo, no sólo en la ciudad.

Pocas veces los deportistas de élite se lanzan a la arena política. En Getafe, desde los tiempos del atleta Juan Carlos Paúl, ningún grupo político lo había intentado. Paúl, campeón español de 5.000 metros, se incorporó a las filas del PSOE, pero no llegó a conseguir acta de concejal. Eso sí, se ganó el derecho a ejercer como cargo de confianza en varias delegaciones y ahora es uno de las voces autorizadas dentro de la agrupación socialista local. Eso sí, siempre a la sombra.

No parece Gica de esos que acepte ser actor secundario en ninguna película. De ahí que el simple hecho de anunciar su presencia en la candidatura popular, haya hecho saltar las alarmas en el PSOE, sabedor del enorme tirón del ex futbolsita, querido por la afición de Getafe, de San Sebastián, de Villarreal y un ídolo en su país, Rumanía.

Por si fuera poco, su nacionalidad puede arrastar el voto inmigrante, convertidos ya en legión en nuestra localidad. Ejemplo de humildad y entrega para muchos.

Gica, que protagonizó un duro enfrentamiento con Angel Torres, presidente del Getafe, cuando anunció su retirada (acusó al máximo dirigente azulón de no cumplir compromisos pactados para seguir vinculado a la entidad)tuvo en todo momento a la afición de su lado. En varios partidos, los seguidores pusieron contra las cuerdas a Torres con sus cánticos y protestas al palco por el trato dado al fútbolista.

Ahora, ese enfrentamiento se traslada a la vida política. Torres fue uno de los primeros en firmar un documento de apoyo a la candidatura de Pedro Castro a la alcaldía y poco después Ayuntamiento y Getafe renovaron un acuerdo de colaboración por el cual la ciudad se gastará tres millones de euros en patrocinar a la empresa privada que gestiona el club.

Craioveanu, por su parte, ha querido ir más allá y su apoyo se convierte en presencia y firme decisión de trabajar para el deporte local en el caso de ganar las elcciones.

¿Hacia qué lado se ha inclinado la balanza?