lunes, diciembre 03, 2007

El nuevo superconcejal


La composición del Gobierno municipal de Getafe, por tradición, nos ha venido dejando la figura del “superconcejal”, aquel a quien se le encargan más labores que al resto y se ocupa de un mayor número de delegaciones. Siempre, desde que Pedro Castro es alcalde de la localidad, es decir, siempre, ha existido un “hombre fuerte” del Gobierno y, por consecuencia, del partido mayoritario que lo sustenta: el PSOE.

A este concejal, también hay que decirlo, generalmente le ha tocado bailar con la más fea. Me explico: sus Concejalías han sido, también históricamente, la que más problemas dan a la ciudad, las más complicadas desde el punto de vista de la gestión y las más farragosas a la hora de explicar al vecino qué y cómo se ha hecho la labor política.

Para esta nueva legislatura el cambio iba a ser tal que, por primera vez, una mujer podría habera asumido el cargo de primera teniente de alcalde, además de ostentar las Delegaciones de Presidencia, Seguridad y Hacienda, pues su nombre sonaba para esa concejalía. ¡Ahí es nada! Sara Hernández figuraba en las quinielas para ser la elegida para el cargo, convertida en superconcejala, guiada de la mano del veterano alcalde. Crear un poso de futuro para un Ayuntamiento que anda necesitado de renovación y de savia nueva y fresca.

Pero las intenciones del mes de mayo, cuando el PSOE trabajaba para conformar Gobierno con IU quedaron en saco roto.

Y es David Castro el responasble de Hacienda (la más complicada, la de la tasa de basuras, la de los impuestos, la de los pagos, la de los marrones). El nuevo “superconcejal”, que suma el área económica del Consistorio a su tarea como responsable de Desarrollo Económico, donde gestiona GISA y las nuevas áreas industriales de la ciudad (un nuevo maná para las arcas municipales en el que se mueven millones de metros cuadrados de suelo), amén del comercio, grande y pequeño.

Sara y David son, una por cercanía y el otro por razones obvias, los integrantes de la particular “guardia de corps” de Pedro Castro. Ahora que el primer edil vive sus momentos más dulces a nivel nacional, es cuando más desencantados tiene a sus propios concejales. Hasta ocho, de los trece con los que cuenta en el Gobierno municipal, no están nada satisfechos con la forma de afrontar la política local y los problemas que en los últimos tiempos andan emborronando el nombre de Getafe a cuenta del ladrillo. Y Pedro Castro se escuda en su hijo para hacerse cargo de una concejalía traicionera pero con peso específico.
Es el nuevo “hombre fuerte” y llega para quedarse como tal el tiempo que haga falta. O, mejor dicho, el que el alcalde-presidente quiera.

2 comentarios:

Rosa Ferrero, Directora de Prensa del Ayuntamiento de Getafe dijo...

Estimado Miguel Ángel, me gustaría precisar a ti y a tus lectores que no ha habido ningún cambio en el decreto de delegaciones del Gobierno Municipal que fue firmado el 18 de junio de este año y en el que se creó la Concejalía de Hacienda, Desarrollo Económico y Comercio que detenta David Castro desde ese día. Por ello me sorprende que afirmes que Sara Hernández ha cedido una de sus delegaciones. No es verdad, Sara Hernández nunca ha sido concejala delegada de Hacienda. Me gustaria que quedara claro que desde el decreto de creación del Gobierno Municipal no ha habido ningún cambio. Gracias. Saludos cordiales

miguel angel gasco dijo...

Estimada Rosa, gracias por el apunte
Corregido y rectificado queda en el artículo