lunes, abril 30, 2007

Monumento al mal gusto


¿Es que nadie se ha decidido aún a decirle a Pedro Castro que la nueva fuente que sustituye a nuestra Cibelina es un auténtico horror? Por favor, quien tenga línea directa con él que le haga reflexionar.

Nos quitaron la Cibelina, mudo testigo de la historia de Getafe, víctima inocente de los desvaríos de noctámbulos y desaprensivos, compañera de un histórico ascenso a la liga de las estrellas, para cambiarla por una vulgar e histriónica copia en miniatura de la diosa griega por excelencia. La Madre de la Tierra, antigua deidad nacida en Anatolia, tiene en Getafe a su prima hermana y no podemos hacer nada por evitarlo. Snif, snif, snif…

Todos sospechábamos, a medida que se acercaba la fecha de las elecciones, que la capacidad de sorpresa de nuestro primer edil era lo suficientemente grande como para darnos opciones de escribir. Pero con este monumento se han pasado.

¿No han visto todavía cómo está quedando esta nueva obra de ingeniería? ¿Se han fijado en el aspecto tan “sensible” que tiene los leones que adornan la carroza de la nueva fuente? ¿Habrá sido el popular muñeco de Mari Carmen el modelo de las estatuas? ¿Porqué poner dos leones y no una pareja, como manda la mitología, para dar sentido a la creación y a la vida?

Que sí, que sobre gustos y colores queda todavía mucho por escribir, pero creánme, lo de la Cibelina no tiene nombre, ni apellidos. Hemos pasado en pocos meses de comprar estatuas de bronce al peso al magnicidio disfrazado de fuentes y rotondas. Que si Palas Atenea, que si Cibeles, que si la Afición del Geta. ¿Cuándo van a para de hacer el chorra?

Que lleguen las elecciones, que pasen ya, que gane el mejor y que se olviden, por favor, de obsequiarnos con más adornos florales, con más inauguraciones, con más césped de plástico, con más imágenes clonadas, con más obras inútiles.

Lo bueno de todo esto es que podremos descansar cuatro años. Ellos, también.

5 comentarios:

Sonia Baños dijo...

Este escrito se está buzoneando por todas aquellas casas que sufren a diario las vibraciones del tren a su paso por Getafe. Como vecina y como periodista, quiero reproducirlas para que entre todos podamos hacer algo.

"Ante el problema que estamos sufriendo por el paso de los trenes por el Paseo de la Estación de Getafe, algunos vecinos están tomando medidas. Estas son las actuaciones que se están intentando llevar a cabo, para de una vez por todas, solucionar el problema de forma definitiva.

1.- Se ha denunciado ante el Defensor del Pueblo. Direcciones donde denunciarlo cada vecino de forma particular: Paseo Eduardo Dato, 31 28010 Madrid, todos los servicios: 91.432.79.00, fax:9.308.11.58, mail: registro@defensordelpueblo.es, internet: http://www.defensordelpueblo.es.

2.- Se ha denunciado ante ADIF. Direcciones donde denunciarlo cada vecino: Correo Postal: Avd Pío XII, 110 (28036 Madrid), Pedro Pérez del Campo - pperezc@adif.es, telefono: 91.300.67.67, fax: 91.300.67.66.

3.- Se ha denunciado ante la Comunidad de Madrid. Direcciones donde denunciarlo: mail: reclamaciones@madrid.org.

4.- Se ha denunciado ante el Presidente del Gobierno. Direcciones donde denunciarlo: Correo Postal: Palacio de la Moncloa, 28071, Madrid. Fax: 91.390.02.71, Internet: http://www.la-moncloa.es/Presidente/escribiralpresidente/formularioescribirpresidente.htm , mail: jlrzapatero@presidencia.gob.es.

5.- Se ha denunciado ante el alcalde de Getafe. Direcciones donde denunciarlo. Gabinete de Alcaldía: 91.649.91.36, Fax 91.649.91.74, internet: http//www.ayto-getafe.org/paginas/buzon.html o mail, protocolo.alcaldia@ayto-getafe.org

Si entre todos no obtenemos el número de quejas considerable, que realicemos de forma particular, no vamos a conseguir NADA y tendremos que seguir sufriendo el problema de por vida. Nadie ajeno al problema lo va a solucionar. El único modo de que ADIF o RENFE hagan algo por nosotros es que les llegue una orden de un organismo superior como el Defensor del Pueblo o el Ministerio de Fomento, y esto sólo lo conseguiremos si se remiten el máximo número de quejas.
Para los vecinos interesados en el problema, podéis ver la información en la dirección: http://vibraciones-tren-getafe.blogspot.com o en el mail vecinos.kelvinator@gmail.com o www.blogitosonia.blogspot.com

Anónimo dijo...

La remodelación de la cibelina era la excusa perfecta para realizar obras en la plaza general palacio y llevarse lo que puedan o de pagar los últimos favores.

Me parece horrorosa, igual que todas las esculturas que se han puesto en Getafe, espero que no tengamos que aguantarlos otros cuatro años más.

Alloba dijo...

Aparte de ser un horror, es una horterada y sobre todo un quiero y no puedo.
De donde se han sacado, que esa estatuilla, comprada quien sabe
donde, por un antiguo empleado del ayuntamiento es la diosa Cibeles
de soltera, o de niña, o de lo que quieran decir.

Prepárense señores, después de esta paletada, los chistes de Getafe, harán sombra a los de Lepe y Tomelloso.

Por cierto, de allí es Pedro, ¿no?

Javier dijo...

La aflicción de la cibelina

Si la cibelina tuviese derechos, si alguien le preguntase, si ella pudiese hablar, si pudiese opinar, ella preguntaría ¿por qué? Diría, aún, muchas más cosas.

Pediría explicaciones, solicitaría audiencias, a quien, a quienes han decidido encaramarla contra sus deseos, contra su voluntad, a tan espantoso esperpento ornamental. Y querría saber quién ha sido el responsable, quién el “genio creador”, quién la voluntad decisoria, quienes los cómplices vergonzantes.

Y les diría que ella no recuerda haber tenido nunca esa fea carroza, ni esos irreconocibles leones tan toscamente esculpidos, como si de una burda imitación se tratara, de aquellos esplendorosos e inimitables frisos y murales asirios. Les diría que no vale todo, que la infame copia es solo eso, que el arte y el buen gusto no se pueden recrear con éxito desde la imitación, cuando esta nace de la pérdida del sentido común, de la ausencia de proporción y diseño en armonía, que la belleza, para que sea genuina, hay que crearla desde la inspiración propia, sin referencias ni injerencias laterales, sin inspiraciones ajenas, sin apropiaciones indebidas.

Y les diría que ella no es, que en nada se le parece, ni falta que le hace, a esa otra diosa de la calle de Alcalá, de tan majestuosa porte. Esa gran señora que nació a Madrid cuando el tercero de los Carlos quiso. Que vivió guerras e invasiones, que conoció pronunciamientos y revoluciones, que sobrevivió a reyes y dictadores, que vibró orgullosa con el “no pasarán”, que lloró amargamente cuando pasaron, que aguardó paciente y esperanzada la llegada de la primavera en libertad, que algunas veces cantó el “alirón” merengue, y que siempre, todos los primeros de mayo, alguien la engalana depositando entre sus brazos una bandera tricolor. La cibelina les diría que “la otra” es única e irrepetible, pero que también ella lo es.

Les diría que ella que nunca necesitó transporte regio. Les diría que no quiere ni necesita compararse a “la otra”, que es más insignificante que ella, pero que siempre tuvo su dignidad, esa de la que hoy se le despoja por megalómanos sueños de grandeza de otros, que por ello nunca serán más grandes ni más recordados. Les diría que ella siempre fue mucho más humilde, un poco más humana que “la otra”, menos mitológica, más cercana, más accesible. Y diría que le gusta ser así, como era, porque no querría ni sabría ser de otra manera.

Les diría que quiere ser contemplada como lo fue siempre por getafeños y getafeñas, por getafenses y getafensas, sea cual sea el gentilicio que le guste a cada cual. Los que nacieron aquí y los que decidieron quedarse a vivir aquí, vinieran de donde vinieran, en este Getafe que acoge, que se funde en solidaridad, que primero fue pueblo, que hoy es hermosa ciudad con fútbol de primera, este Getafe que hicimos entre todos, que no es patrimonio de nadie en exclusividad, por más que algunos se empeñen en lo contrario, este Getafe pionero de tantas cosas que ella no necesita hoy traer al recuerdo.

Y les diría, finalmente, que si su inmovilidad petrea no la retuviera eternamente prisionera, aprovecharía la complicidad de una noche cualquiera para descolgarse, para abandonar el incómodo e irreconocible pedestal donde la han condenado tan injustamente, y se marcharía, con mucho dolor, ella toda nostalgia…para no volver jamás.


Javier Ramos Nieto
Getafe, 12 de mayo de 2007

Anónimo dijo...

PUES SI ES FEA SI, ¿DE QUIEN HA SIDO LA IDEA? LA "NUESTRA" ERA ADEMAS DE NUESTRA, MAS MONA, LA CARROZA HORRIBLE Y LOS LEONES PARA LLORAR!!
¡QUE NOS DEVUELVAN LA OTRA! QUE ESTA ES COMO EN LA QUE CELEBRAN LOS ACONTECIMIENTOS EL MADRID, NO EL GETA!! Y ADEMAS SOY DEL BARSA AGGGGGGG