jueves, mayo 06, 2010

El día de la marmota


Parece tener el PSOE de Getafe su “dejavu” particular, el famoso “día de la marmota”, que atrapaba a Bill Murray en una constante repetición de su vida. Digo esto porque a raíz del movimiento que mece estas últimas semanas el barco capitaneado por Pedro Castro (al que, por cierto, las grietas empiezan a jugarle una mala pasada) comienzan a dejarse ver en la cubierta personajes que fueron en su día figuras con mando a bordo y que ahora, habida cuenta de la debilidad que en algunos sectores se le supone al jefe de filas de los socialistas, pretenden colocarse de nuevo la casaca con los galones.

Empiezo hablando de Francisco Hita, ex concejal de Juventud, de Industria, de Medio Ambiente y de Urbanismo, en las diferentes legislaturas en las que ejerció su labor como edil en el Ayuntamiento. Después de su incursión en el mundo del ladrillo, una vez alejado de la escena política, y toda vez que sus expectativas iniciales de sumarse al grupo de ex concejales que lideran el Urbanismo local terminaron perdiéndose en el mar de los tiempos, vuelve a emerger para, de aquí a nada, convertirse en gerente de Getafe Iniciativas.

El actual en el cargo, Felipe García Labrado, ha decidido jubilarse, hastiado de la política (primero estuvo en las filas de Izquierda Unida, para posteriormente hacer un ejercicio de enroque y abrazar las espinas del puó y la rosa) y después de una trayectoria al lado de David Castro, hijo del alcalde. Y en el PSOE han conminado al primer edil a que abra la puerta para que Hita vuelva a tener trabajo reconocido y, por la memoria de la empresa municipal, bastante bien remunerado.

Y hete aquí que, cuando surge el nombre del ex de Urbanismo, empieza también el baile de otro que fue, que mandó y al que terminaron mandando al exilio, acusado sin juicio, de ser la “garganta profunda” que destapó el caso Neira en el municipio y por el que se escribieron ríos y ríos de tinta a cuenta del enriquecimiento de varios ex concejales socialistas.

Rafael Caño, ex de Cultura, ex teniente de alcalde, ex presidente del Área Social, vuelve a las andadas. Desde su retiro en el Centro Cívico de la Alhóndiga, ha esperado agazapado el momento de hacerse notar. Dispuesto a finiquitar el movimiento asociativo 14 de Abril, que anda dando sus últimos coletazos, pretende revivir un foro social parecido, ajeno, según comentan, al mundo del ladrillo.

Claro que su valedor en estas lides no es ni más ni menos que José Manuel Vázquez, concejal de Urbanismo y Cultura, quien debe a Caño su irrupción en el mundo de la política. Que un movimiento social tenga entre sus “padrinos” al concejal de Urbanismo no permite vislumbrar con claridad su auténtico fin social. Pero ya se verá.

Así pues, como bien refleja la rumba de Peret, los hay que “no estaban muertos, que estaban tomando caña, lerelerele”.

3 comentarios:

santos vazquez rabaz dijo...

Estas de cachondeo ¿ NO ?

miguel angel gasco dijo...

¿A ti que te parece?

Anónimo dijo...

pues ami me gustaria que estuvieran muertos (politicamente se entiende)ya que en su dia le hicieron bastante daño al PSOE al igual que lo hace en la actualidad su alcalde Pedro Castro,fuera corruptos,mafiosos y fasccistas del PSOE.