jueves, enero 31, 2008

¿Matar al mensajero?

Los últimos días han servido para constatar que el denominado caso PSG ha tomado en Getafe un rumbo vertiginoso, más propio de una montaña rusa de última generación que de una polémica relativa a un desarrollo urbanístico al uso.

Las cañas se han tornado lanzas, los parabienes en amenazas y éstas en conversaciones difundidas en Internet, entre David Moreno y Santos Vázquez, concejal de Urbanismo. Todo para demostrar no sé muy bien qué cosa, ni a cuenta de qué. El caso es que todo se ha enrarecido, se ha complicado y nos dan la razón a los que aventurábamos que todo era susceptible de empeorar.A las pruebas me remito.

Lo cierto es que el efecto ventilador ha dado sus frutos y todos hablan aquí y allá de lo raro que está el pueblo. El último en saltar a la arena de lo público ha sido Pedro Castro, el alcalde, quién sabe si atizado por las notas de prensa de la oposición (entiéndase PP) en las que le exige respuestas a la polémica surgida tras la competencia publica de David Moreno Pingaron, alma máter de la esencia PSG.

Castro ha dicho, no podía ser de otra manera, que la transparencia ha protagonizado el proceso de adjudicación en Los Molinos Buenavista. Y que –aquí está lo fuerte- ninguna conversación privada puede alterar la unánime decisión de los tres grupos políticos que conforman el Consorcio. Es decir, pone a su concejal de Urbanismo al pie de los caballos.

¿Supone esto que Santos ha actuado en todo este controvertido asunto por su cuenta y riesgo sin que nadie del Gobierno municipal tuviese conocimiento de sus movimientos? ¿Moreno y Vázquez eran algo más que simples interlocutores? ¿Ha sido Santos una pieza, en este controvertido ajedrez, engullida por los mandamases del tablero? ¿Son simples conversaciones, sin trascendencia, para mantener a raya al administrador de PSG? ¿Es necesario encontrar una cabeza de turco?

El alcalde lo tiene claro. De su boca no ha salido nunca públicamente nada que contraviniera los acuerdos políticos al respecto. Y no duda en dejar en la estacada a quien sea, haya actuado a título privado o en nombre de alguien, craso error, por otra parte.

De sus palabras se deduce que el concejal no ha tenido en cuenta la voluntad de los grupos políticos en el Consorcio, por lo que, le deja abierta, supuestamente, la puerta del Ayuntamiento. Ahora bien, ¿eliminado Santos Vázquez con una hipotética renuncia al cargo al hilo de sus pretensiones particulares (todo ello bajo el prisma de la buena fe y la necesidad de solventar un conflicto enquistado) hay alguien con la capacidad anímica y política para asumir las riendas del Urbanismo municipal?

The answer is blowing in the wind…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre hay alguien sumiso y con ganas de ganar dinero rápidamente. La concejalia de urbanismo, a pesar de las sospechas que caen sobre ella, es demasiado golosa como para que no la quiera nadie.

Solamente tiene que hacer lo que le diga el pitufo. Y si tienes que ser sacrificado, yo te he puesto ahí, y si te pillan te marchas tu solito.

Inkisidor dijo...

Aqui tienes el video con las conversaciones transcritas:
http://www.youtube.com/watch?v=H7LZCBfjB4c

Un saludo!